Finger Eleven, en la buena dirección

Finger Eleven
Como podéis comprobar hemos empezado el año a tope, ¡y esto no ha hecho nada más que comenzar! Hoy os ofrecemos una entrevista con uno de los grupos de rock alternativo que más están triunfando en la actualidad, los canadienses Finger Eleven, que todavía están disfrutando el flamante disco de oro que consiguieron con su último trabajo “Them vs. You vs. Me”

Finger Eleven son:
Scott Anderson (voz)
James Black (guitarra solista, coros)
Rick Jackett (guitarra rítmica)
Sean Anderson (bajo)
Rich Beddoe (batería)

http://www.fingereleven.com
http://www.myspace.com/fingereleven

SubNoise: En vuestros orígenes os llamabais The Rainbow Butt Monkeys… Con un nombre tan gracioso, ¿por qué lo cambiasteis a Finger Eleven?

Finger Eleven: Fue un cambio natural, ese era el nombre del grupo de versiones que teníamos en la escuela de secundaria. Nos encontramos con que de repente nos habían fichado, empezábamos una carrera musical y sacábamos un disco. Nos dimos cuenta de cuanto nuestros corazones se volcaron en la realización de “Tip” y sentimos que el nombre no estaba a la altura de la música, así que decidimos un nombre que significara algo para todos.

SubNoise: ¿Y el nombre de Finger Eleven? ¿De dónde viene entonces?

Finger Eleven: Es una letra que se nos ocurrió en el estudio. Scott estaba cantando sobre el dedo que apunta a que te dirijas en otra dirección y fue una idea que nos dejó intrigados. Creo que todos lo interpretamos ligeramente diferente, para mí es la señal en la cabeza o el corazón que siempre te guía en la dirección correcta. A veces la ignoras, a veces la escuchas, a veces haces todo lo contrario pero siempre está ahí. Esa era la manera como sentíamos que tenía que ser nuestro grupo y nuestra música… Escuchar solo a nuestros instintos. Era el nombre perfecto.

Finger ElevenSubNoise: Con “The Greyest of Blue Skies” conseguisteis un gran éxito no solo en ventas. Scott dijo una vez que fue el disco más duro de componer en cuanto a letras, ¿creéis que es vuestro mejor disco?

Finger Eleven: Me encanta, pero no creo que sea nuestro MEJOR disco. Es difícil escoger un favorito. Creo que es el mejor en lo que intentábamos hacer por aquel entonces, que era combinar música dura con melodía. Pero ahora creo que nuestro nuevo disco es el mejor, es más importante para lo que quiero decir, cómo quiero tocar y cómo me siento por dentro. Creo que fue la manera en la que hicimos el disco la que hizo que fuera tan duro para Scott lo de escribir las letras. La música siempre estaba evolucionando y cambiando, y Scott intentaba escribir sobre una música que cambiaba por momentos. Lo felicito por ser capaz de conseguir unas letras tan increíbles para ese disco… Por entonces no me percaté, yo estaba en mi mundo metiendo capas y capas de guitarras y haciendo ruidos extraños.

SubNoise: Un montón de cosas han pasado desde que montasteis el grupo. ¿Te arrepientes de alguna cosa? Me refiero a… ¿hay algo que te gustaría cambiar después de todo estos años?

Finger Eleven: Creo que el hecho de que todavía estemos juntos, felices y que estemos teniendo el mayor éxito hasta la fecha, solo puede significar que hemos tomado las decisiones correctas a lo largo del camino. No hay ninguna razón para cuestionar el pasado, estamos muy agradecidos de que el presente se esté desarrollando tan bien.

SubNoise: Y… ¿Cual es el momento del que estáis más orgullosos?

Finger Eleven: Hicimos un concierto en el Massey Hall de Toronto. Por ser un local tan legendario parecía el sitio ideal para hacer un show especial. Empezamos con un set acústico y luego seguimos con uno más eléctrico. Diseñé un cambio de escenario y teníamos unos proyectores que mostraban una bola en llamas de instrumentos musicales que se dirigía hacia el escenario durante la primera mitad del show. Hicimos una pequeña pausa mientras el meteoro musical se estrellaba en el escenario y cuando el humo se dispersó estábamos allá rockeando a todo volumen. Ha sido el concierto más ambicioso que hemos intentado y todo funcionó a la perfección. Diría que ese fue el mejor concierto que hayamos hecho nunca.

SubNoise: con vuestra experiencia, ¿qué le recomendaríais a las bandas que están empezando?

Finger Eleven: Mi único consejo es “HACEDLO”. Creo que la mayoría de grupos pasan demasiado tiempo hablando sobre su grupo, lo que deberían hacer, cómo deberían de sonar, cómo deberían de ser las camisetas y qué tipo de fans quieren tener. Tan solo tenéis que hacerlo. Hablar y hablar no os va a llevar a nada. Componed tema tras tema y que no os de miedo admitir que la habéis cagado. Tomadlo como un paso para mejorar.

Finger ElevenSubNoise: La versión de “Walking in My Shoes” es genial. ¿Soléis tocar más versiones?

Finger Eleven: Cuenta que empezamos como un grupo de versiones hace 16 o 17 años. El primer concierto que hicimos era de tres versiones: “Give it Away”, “Come Together” y “Little Bones” de The Tragically Hip. Hicimos ese primer concierto y ya nunca paramos. De hecho, ganamos el dinero para nuestra primera grabación tocando versiones. 200 dólares en un Battle of the Bands.

SubNoise: En vuestro álbum homónimo escogisteis al productor Johnny K, lo que hizo cambiar un poco la manera como sonabais. ¿Cómo fue trabajar con él? Parece ser que os gustó el resultado por que lo habéis escogido de nuevo para vuestro último trabajo.

Finger Eleven: Creo que el sonido del grup ya había cambiado un poco antes de conocer a Johnny. Las maquetas para “Finger eleven” ya mostraban toda una nueva gama de colores y gustos musicales. Creo que Johnny fue clave para encontrar el sentido a todo y tratar de aportar una especie de coherencia. Cada canción sonaba a un grupo diferente, que es justamente la manera como que trabajamos, pero Johnny ayudó en los dos discos en los que hemos colaborado a dar uniformidad a los discos. Cualidades que todos estábamos buscando pero que no hubiéramos logrado sin él.

SubNoise: ¿Qué os ha parecido que “Paralyzer” haya resultado ser un hit tan grande? ¿Os lo esperabais? ¿Fue vuestra primera elección como single?

Finger Eleven: Me encanta el hecho que cualquiera de nuestras canciones triunfe y sea conocida por mucha gente. El objetivo de toda canción es llegar a la gente y movilizarla, y parece que “Paralyzer” logra hacer eso. Es un tema especialmente divertido para tocar con la guitarra y que consigue que tanto la gente como yo lleguemos a un nivel totalmente diferente. Sabíamos que “Paralyzer” iba a ser el primer single por la respuesta que obteníamos de nuestros amigos y nuestra familia mientras estábamos componiendo el disco, mucho antes de que entráramos al estudio. Era una de esas demos que todo el mundo quiere volver a oír inmediatamente. Esa es una de aquellas raras y honestas reacciones que no puedes ignorar.

SubNoise: Hemos leído que estáis componiendo nuevo material, ¿cuando podremos escuchar algo? ¿Volverá a ser Johnny K el productor?

Finger Eleven: Todavía no estoy seguro de dónde ni con quien vamos a grabar el nuevo disco, todavía queda bastante. Tan solo hemos comenzado a juntar unas cuantas ideas. Siempre nos ha llevado bastante tiempo hacer nuestros discos y no creo esta vez vaya a cambiar nada en ese sentido. Nadie nos presiona ni tiene el control, simplemente tardará lo necesario y nosotros sabremos cuando está listo. Entonces es cuando empezaremos a pensar en productores, necesitas saber que tipo de disco estas haciendo antes de saber que tipo de persona estás buscando.

Finger ElevenSubNoise: Habéis escrito más de 100 temas para este disco… ¿Qué pasará con el resto? ¿Un disco de caras B quizás?

Finger Eleven: Algunos de ellos salieron el pasado invierno al DVD “Us VS Then VS Now”. Estuvo genial que algunas canciones pudieran ver la luz. Había algunas que por alguna extraña razón no encajaban con el resto de temas del disco, pero que nos siguen apasionando. Otras no aguantaron el paso del tiempo. También nos dio por componer cosas de géneros muy diferentes, temas que nunca encajarían en un disco de Finger Eleven pero que eran divertidas. Estas quizás vean la luz del día de alguna manera.

SubNoise: Estuvimos esperándoos en Europa este pasado verano, pero fue cuando Scott tuvo problemas de cuello… ¿Ya está recuperado totalmente? ¿Tenéis planes de venir a Europa próximamente? ¿Quizás España?

Finger Eleven: Tuvimos el placer de venir a España hace cuatro años y nunca lo olvidaremos. Le cuento a todo el mundo que Barcelona es la ciudad más genial en la que he estado. ¡Es increíble! Nos supo muy mal tener que amortiguar la gira europea pero él no es partidario de cancelar conciertos a la ligera. Ya está mejor pero todavía en ocasiones siente dolor. Me sentí decepcionado al ver que España no estaba en nuestro recorrido el pasado diciembre cuando llegamos allí. Nos llevó a muchas ciudades europeas pero no se como acabamos saltándonos España. Tengo toda la esperanza del mundo en que volveremos con nuevo disco y espero que antes.

SubNoise: ¿Crees que existe algún tipo de “escena canadiense”? ¿Os sentís más cercanos a Three Days Grace o a Billy Talent?

Finger Eleven: Definitivamente existe una gran fuente de talento aquí, en Canadá. No soy imparcial pero, por supuesto creo que recientemente hay un montón de música innovadora y diversa. Cuando nos encontramos con cualquiera de nuestros hermanos de Canadá en el camino hay una conexión añadida. Hemos conocido a Billy Talent y Three Days Grace durante muchos años, y hemos pasado grandes noches borrachos en muchas extrañas ciudades de América.

SubNoise: Hace unos mese descubrimos una banda increíble que se llaman Braintoy ¿Los conocéis? ¿Qué os parecen?

Finger Eleven: Pues lo siento, pero no he oído hablar de ellos. En cuanto acabemos de la entrevista los buscaré, ¿son canadienses?

SubNoise: Sí, de Toronto precisamente, ¿y sabéis de alguna banda joven que necesitemos chequear?

Finger Eleven: Hay un puñado de bandas canadienses más grandes que siempre me pregunto si habéis oído hablar de ellas… Winter Sleep, Mother Mother y Pride Tiger. No se exactamente lo que se considera underground pero me encanta el último disco de Kings of Leon y la reedición del disco de Dennis Wilson, “Pacific Ocean Blue”. También escucho muchas bandas sonoras, me encanta el material de Bernard Hermann, tengo una gran colección de música original de “Twilight Zone” y el score original de “The Day the Earth Stood Still”. Es increíble el grandioso y extraño viaje que es caminar por la ciudad con una banda sonora de Hitchcock en tus auriculares.

SubNoise: Esto es todo, muchísimas gracias por vuestra atención… ¿una última palabra para los fans españoles?

Finger Eleven: ¡Espero que nos veamos pronto!

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 14/01/2009
Compartir: