Euringer – Euringer (2018)

Cinco años llevamos esperando el regreso de Mindless Self Indulgence, pero los neoyorkinos siempre han sido de seguir su propio ritmo y sus propias reglas. Por eso no es de extrañar que el debut en solitario de su frontman James Euringer (aka Jimmy Urine) suene como suena.

Larkin Poe – Venom & Faith (2018)

Larkin Poe lo forman Rebecca y Megan. Dos hermanas de muy bien ver, que tocan y cantan como los ángeles, y que lo tienen todo para hacerse un nombre en la escena del blues rock de raíces americanas.

Fucked Up – Dose your dreams (2018)

Qué vamos a decir de Fucked up que no se haya dicho ya. Si por un casual no los conocéis no sabéis lo que os estáis perdiendo, ya que sus directos son toda una experiencia para los sentidos. Cierto es que nunca les habíamos dedicado una reseña pero “Dose your dreams”, su quinto LP hasta la fecha, era imposible de ignorar.

Dilly Dally – Heaven (2018)

A veces, cuando hablamos de la maldición del segundo disco, no somos conscientes de la magnitud de la presión a la que se puede ver sometida un grupo que ha gozado de un relativo éxito con su debut. Los canadienses Dilly Dally y, especialmente, su cantante Katie Monks estuvieron a punto de arrojar la toalla tras “Sore”.

Emma Ruth Rundle – On Dark Horses (2018)

Voy a tener que pedir el teléfono del terapeuta de Emma Ruth Rundle porque, oído lo oído, la californiana parece haber salido del pozo antes que yo.

Ohmme – Parts (2018)

Que sí abuelo, ¡que se hace música original hoy en día! Pero hay que saber buscarla, o que te caiga en las manos de pura casualidad. Ese es el caso del grupo del que os vamos a hablar hoy, Ohmme, un dúo imprevisible de Chicago formado por Sima Cunningham y Macie Stewart.

The Frights – Hypochondriac (2018)

No las tenía yo todas hace un par de años cuando reseñé “You are going to hate this”. Que si más les valía ponerse las pilas, que si no eran serios, que si la abuela fumaba…

Alice in Chains – Rainer Fog (2018)

La verdad es que no era muy complicado que el nuevo trabajo de Alice In Chains, titulado “Rainier Fog” por una montaña que hay en Seattle, me gustara más que su anterior disco, el de los huesos de dinosaurio en la portada.