The Frights – Hypochondriac (2018)

No las tenía yo todas hace un par de años cuando reseñé “You are going to hate this”. Que si más les valía ponerse las pilas, que si no eran serios, que si la abuela fumaba…

Alice in Chains – Rainer Fog (2018)

La verdad es que no era muy complicado que el nuevo trabajo de Alice In Chains, titulado “Rainier Fog” por una montaña que hay en Seattle, me gustara más que su anterior disco, el de los huesos de dinosaurio en la portada.

Desert Mountain Tribe – Om Parvat Mystery (2018)

Que hace tiempo que vivimos una moda retro es evidente, especialmente cuando parece que los grupos son incapaces de tener ideas frescas, pero es lo que hay y lo aceptamos. Uno de los géneros más regurgitados es la psicodelia de los 60’s y 70’s pero, ¿y si hubiera un grupo que recuperara el sonido de los 90 que se basaba en ese sonido añejo? Pues bienvenido sea, sobre todo si lo hacen tan bien como Desert Mountain Tribe.

Blue October – I Hope You’re Happy (2018)

Tengo que reconocerlo, a pesar del par de décadas que llevan en activo Blue October, a un servidor no le sonaban de nada. Cuando estos tejanos lo petaron en 2006, nosotros nos debatíamos entre el “10000 Days” de Tool, el “Blood Mountain” de Mastodon y nos dejábamos sorprender por el debut de Arctic Monkeys.

Evil Blizzard – The Worst Show on Earth (2018)

En enero de este año nos dejaba Mark E. Smith, padrino del post punk y descubridor de los pintorescos Evil Blizzard. Tras un concierto conjunto al que no fue mucha gente, el cantante de The Fall les pagó 300 libras de su propio bolsillo que sirvieron para financiar su primer disco. En 2018 los británicos editan su tercer trabajo, un disco del que creo que Mark E. Smith estaría orgulloso.

Deaf Wish – Lithium Zion (2018)

Hacía tiempo que no bajábamos a las antípodas para descubrir un grupo y esta vez lo hacemos con escala en Seattle, que es donde tienen su actual sello discográfico (ya os podéis imaginiar cual). Os hablamos de Deaf Wish, un cuarteto australiano que recupera el sonido alternativo y experimental de los 90.

Me sabe a Humo

Cuando Discos Humeantes, casa discográfica destacable y destacada del subsuelo español, se disolvió, mucha gente se quedó huérfana (bueno, tampoco tanto, que era una discográfica, no tu madre ni tu perro) de una de las disqueras más fiables, eclécticas y coherentes de la escena nacional. Pero por suerte la pena poco duró, ya que estos asturianos se reconvirtieron rápidamente en Humo, sello que sigue la estela de Discos Humeantes, en versión aumentada y mejorada.

Welles – White Trees and Red Trashes (2018)

Algunas veces acertamos y otras no, pero no cejamos en nuestro empeño por descubrir artistas nuevos y con proyección (quisiera pensar que por afán de divulgación y no por postureo). Hoy apostamos por Welles, un jovenzuelo (23) que toma sus referentes de las grandes figuras que han marcado el mundo del rock desde sus principios hasta bien entrados los noventa.