Måneskin – Teatro d’Ira vol. I (2021)

Sony Music

Måneskin – Teatro d’Ira vol. ITracklist:
1. Zitti e buoni
2. Coraline
3. Lividi sui gomiti
4. I Wanna Be Your Slave
5. In nome del padre
6. For Your Love
7. La paura del buio
8. Vent’anni

Producido por Fabrizio Ferraguzzo y mezclado por Enrico La Falce

Miembros:
Damiano David (Voz)
Thomas Raggi (Guitarras)
Victoria de Angelis (Bajo)
Ethan Torchio (Batería)

Seamos francos, no todos los días podemos presenciar algo como Måneskin. Estos nóveles italianos sorprendieron a la península entera al llevarse el prestigioso festival de Sanremo 2021 — y doblando en el televoto al binomio Michielin-Fedez, los nombres más conocidos entre la juventud del país latino —, y por si esto fuera poco, logran un histórico triunfo en el festival de Eurovisión, tal vez el más reñido de la historia reciente del concurso, con un apoyo abrumador del público votante. El cuarteto es un fenómeno de masas pocas veces visto para una banda de rock, sobre todo en tiempos recientes en los que el género ha perdido relevancia a nivel mainstream.

Sin embargo, si bien un gran single puede conquistar al continente y al mundo entero, y su eurovisiva “Zitti e Buoni” está acumulando números impresionantes en streaming, el verdadero examen para una banda se encuentra en el formato largo.

“Teatro d’Ira vol. I”, lanzado en las postrimerías de su victoria en el Ariston, es el reflejo de una banda con un hambre inmensa de transmitir su talento y su energía. Grabado prácticamente en directo — es decir, en sesión única con los cuatro interpretando juntos — el álbum comprende las distintas aristas del sonido de los romanos. Tras el macarra “Zitti e Buoni” le sigue “Coraline”, tema que cuya primera sección carga los ecos de la canzonetta tradicional, para después romper en un conmovedor mid tempo a medio camino entre Vasco Rossi y el grunge tardío, pero armado con un tono guitarrístico cercano al de John Frusciante en los Red Hot Chili Peppers.

La pegadiza y desfachatada “Lividi sui gomiti” nos devuelve al contexto glam rocker que conocemos, con un sólido riff de inicio, pero sin la inmediatez de temas mejor logrados, lo cual se antoja como tema de relleno en el álbum, pero el siguiente tema, “I Wanna Be Your Slave” nos ofrece una ventana a una realidad en la que la banda podría romperla en el mercado americano o británico. Además de ser una de las dos canciones interpretadas en inglés, se acerca estilísticamente al sonido de grupos como Franz Ferdinand — una clara influencia en el cuarteto; en sus inicios ya habían versionado a los escoceses — con un riff bastante contagioso, reforzado por la voz de un Damiano David que derrocha actitud hasta por los poros. Sus provocativas letras y la interpretación vocal convierten este tema en el himno queer del disco.

No obstante, Måneskin se guarda lo mejor de su arsenal para “In Nome del Padre” en el podemos observar, además de una letra brillante expresada con fraseos casi rapeados, un despliegue total de la que ha sido su arma secreta: la sección rítmica. Las líneas de bajo de Victoria de Angelis en este tema son una auténtica pasada, y aunque a lo largo del álbum muestra destellos de genialidad, aquí es donde brilla con mayor claridad, sobre todo en combinación con los grooves poderosos de Ethan Torchio detrás de los tambores.

Los temas “For Your Love” y “La Paura del Buio” continúan por este camino del rock puro y duro con elementos alternativos, con resultados mezclados; la primera es en donde se comienza a sentir una escucha cansada, aunque aún se guardan un poco más de poder en la segunda. Pero Måneskin verdaderamente reservan lo mejor para el final; la balada “Vent’anni”, además de contener las mejores letras que ha firmado el grupo en su joven historia, es una pincelada de categoría y elegancia que sólo la canción italiana puede ofrecer. La nostálgica progresión de acordes en los versos brinda un retrato emocional que culmina en un gigantesco estribillo en clave mayor. Es un tema de estadio, una balada que también se pudo haber llevado a Sanremo.

“Teatro d’Ira vol. 1” es un disco recomendable, sobre todo si te interesa presenciar el ascenso tanto en relevancia como en calidad de un buen grupo joven de rock con el potencial de encabezar una nueva realidad en la música en la que el rock & roll aparece en las listas de éxitos cara a cara con los géneros que lo borraron del mapa en la última década. Un grupo que bien puede ser la banda de referencia de toda una generación.

Puntuación: 8/10
Lo mejor: Muestran potencial para ser una banda líder del mainstream europeo.
Lo peor: De la misma manera son propensos a quedarse sin ideas.
Te gustará si te gusta: Afterhours, T-Rex, Jane’s Addiction

“Zitti e buoni”





“Vent’anni”






Autor:
  • Leonel Manzanares de la Rosa
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 14/07/2021
Compartir: