Revolution Girl Style Now

Riot Grrrls

A principios de los 90 en Estados Unidos nació un movimiento independiente, las Riot Grrrls, que afectaba a campos tan diferentes como la música, los fanzines, la política, el cine, etc. Su actitud era principalmente punk, predicaba un feminismo moderno y potenciaba lo que actualmente se ha venido a denominar como el “Do it yourself” (hazlo tú mismo). Años después de su desaparición, en SubNoise.es les dedicamos un sentido homenaje…

En un mundo “dominado” por los hombres como el de la música, un grupo de mujeres decidió ponerse manos a la obra, buscar una salida para sus inquietudes artísticas y expresar sus pensamientos. Se dice que todo nació a partir de los ataques de la Coalición Cristiana antiabortista Right to Live y un escándalo de acoso sexual entre el juez del Tribunal Supremo de Justicia, Clarence Thomas, y la profesora Anita Hill. Algunos medios se pusieron a favor del juez y ridiculizaron a la profesora, lo que provocó multitud de protestas, acciones y eventos (como el Rock for Choice montado por L7 y la Feminist Majority Foundation en el que actuaron artistas de la talla de Iggy Pop, Fugazi o Pearl Jam). El movimiento fue creciendo y es a finales de 1991 cuando podemos hablar propiamente del fenómeno “Riot Grrrl”.

El nombre del movimiento viene de una carta de Jen Smith (Bratmobile) a la cantante Allison Wolfe donde profetizaba una “revuelta de chicas” tras los hechos acontecidos esos años, poco después nacería el fanzine “Riot Grrrl” a manos de Allison Wolfe, Molly Neuman (Bratmobile), junto a Kathleen Hanna y Tobi Vail (Bikini Kill) .

La música de las Riot Grrrls.

Como buena música-protesta, las bases del movimiento son el rock y el punk de gente como Patti Smith, Joan Jett, The Plasmatics y grupos más contemporáneos como L7 o Kim Gordon (Sonic Youth). Pero fueron dos de los grupos que ya hemos mencionado anteriormente los principales estandartes: Bratmobile y Bikini Kill.

Bratmobile.

BratmobileAllison Wolfe (cantante), Erin Smith (guitarra) y Molly Neuman (batería) son Bratmobile. Debutaron en la convención International Pop Underground de 1991, un festival de música indie de Olympia montado por el líder de Beat Happening, Calvin Johnson. Las componentes del grupo vivían entre California, Washington y Maryland, lo que hacía casi imposible reunirse para grabar. Tras un buen puñado de singles, por fin graban su primer larga duración, “Pottymouth” (1993), al que seguirían “The Peel Session EP” (1993) y “The Real Janelle EP” (1994). Poco después el grupo se separó (Neuman se unió a las Peechees, mientras que Wolfe y Smith se reencontraron en Cold Cold Hearts). Bratmobile se volvieron a juntar en 1999 para telonear a Sleater-Kinney, y en otoño del año 2000 el nuevo álbum “Ladies, Women, and Girls” vio la luz.

Bratmobile – Eating Toothpaste

Bikini Kill.

Bikini KillKathleen Hanna, Tobi Vail y Kathi Wilcox se conocieron en el colegio liberal Evergreen de Olympia, donde crearon el fanzine feminista “Bikini Kill” para más tarde formar el grupo junto a Billy Boredom. En 1991 editaron “Revolution Girl Style Now” (una maqueta que distribuyeron de manera independiente) y su primer lanzamiento oficial a través del sello Kill Rock Stars, el “Bikini Kill EP”, que contaba con la producción de Ian Mackaye (Fugazi). En 1992 el grupo editó el split de 12″ “Yeah, Yeah, Yeah” junto a los ingleses Huggy Bear, lo que los llevo a dar a conocer el movimiento a este lado del charco. Tras la gira por el Reino Unido grabaron bajo la tutela de Joan Jett el single “New Radio / Rebel Girl”, y Hanna devolvió el favor a la ex-Runaways ayudándola a componer el tema “Spinster” (“Pure and Simple”, 1994). Ese mismo año Bikini Kill lanzaron “Pussy Whipped”, su disco más reconocido. Siguió “Reject All American” (1996) y dos años el grupo se separó sin hacer mucho ruido. Actualmente Kathleen Hanna goza de bastante éxito con un grupo de sonido diferente pero igual de rebelde como Le Tigre.

Le Tigre – Deceptacon (Eurockeenes 2004)

…Y otras cardan la lana

Existían otros grupos como 7 Year Bitch que a pesar de tener muchos ideales en común con las originales Riot Grrrls no acababan de sentirse cómodas en el movimiento y otros grupos (de gran calidad, todo sea dicho) como L7 o Babes in Toyland llegaron a tener mucha presencia en la MTV en los 90. Por otro lado grupos como Hole, las Breeders e incluso No Doubt fueron metidas en el mismo saco cuando no tenían nada que ver, y se les acusó de llevar el movimiento de las trincheras a las revistas de moda. Corin Tucker (Heavens to Betsy, Sleater-Kinney) dijo una vez: “Creo que fue deliberado que nos hicieran parecer niñas ridículas que se paseaban en ropa interior. Se negaron a hacernos entrevistas serias, todo se malinterpretaba y se sacaba de contexto. Escribimos mucho sobre los abusos y asaltos sexuales a las adolescentes, y esos fueron conceptos realmente importantes en los que los medios nunca se fijaron”

L7 – Pretend we’re Dead (David Letterman)

Un espacio para la expresión.

A pesar de que muchas bandas incluían algún hombre entre sus filas, los grupos no solían tener demasiada aceptación entre la audiencia masculina y eran recibidas con todo tipo de insultos. Palabras como “cunt”, “bitch” o “slut” acabarían siendo propiedad de las Riot Grrrls a base de escribírselas en las camisetas o en la tripa con rotulador o pintalabios, hasta hacer que perdieran su significado machista. Las chicas solo querían un espacio seguro donde poder disfrutar de la música, al mismo tiempo que invitaban a miembros de la audiencia a hablar de sus ideales o a condenar la violencia doméstica y las violaciones. Tres festivales marcaron la historia de las Riot Grrrls: La International Pop Underground Convention, los conciertos Rock for Choice y el Home Alive.

International Pop Underground ConventionLa primera International Pop Underground Convention nació casi al mismo tiempo que el movimiento y daba la oportunidad de ver en directo a tantos grupos de los que se había hablado en los fanzines. La primera noche solo para chicas llevó el nombre de “Love Rock Revolution Girl Style Now” con artistas como Bratmobile, Heavens to Betsy, 7 Year Bitch y dos grupos en los que participaba Kathleen Hanna. Los siguientes días contaron con gente de la talla de L7, The Fastbacks, Seaweed, Nation of Ulysses, The Melvins, Thee Headcoats o Steve Fisk. El primer Rock for Choice fue organizado por L7 y la editora del L.A. Weekly, Sue Cummings. Era un festival benéfico a favor del aborto que contó en el cartel con Nirvana, Hole y L7 que sirvió para unir a las feministas del Baby Boom de los 70 con las de la Generación X de los 90. Se editaron varios recopilatorios de artistas que apoyaban el Rock for Choice hasta que en 2001 tuvo lugar el último evento.

Home AliveMención aparte en esta historia necesita la asociación Home Alive, una organización de Seattle sin ánimo de lucro que luchaba en contra de la violencia al mismo tiempo que ofrecían clases de defensa personal. Nació fruto de la violación y asesinato de Mia Zapata en 1993 a cargo de Jesús Mezquia. Mia Katherine Zapata era la cantante del grupo punk de Seattle The Gits, un grupo que ha influenciado a artistas actuales como Pretty Girls Make Graves o Brody Dalle de los Distillers. La asociación organizó festivales y ha editó cd’s donde aparecían la élite de Seattle: Nirvana, Pearl Jam, Heart y los Presidents of the USA. Joan Jett por su parte grabó un álbum con los miembros restantes de The Gits llamado “Evil Stig” (“Gits Live” al revés) y 7 Year Bitch (unas buenas amigas del grupo) llamaron a su disco de 1994 álbum “¡Viva Zapata!”.

Discos imprescindibles.

A mediados de los 90 el movimiento Riot Grrrl murió malinterpretado por los medios que los llegaba a relacionar con el “girl power” de las Spice Girls y absorbido por iniciativas remotamente parecidas e inofensivas como el Lilith Fair. Hoy en día muchas de las integrantes siguen en activo escupiendo consignas como Kathleen Hanna (ahora en Le Tigre), Tobi Vail (ahora en Spider and the Webs), Allison Wolfe (ahora en Partyline), Kathi Wilcox y Christina Billotte de Slant 6 actualmente en Casual Dots, o Corin Tucker (Heavens to Betsy) y Carrie Brownstein (Excuse 17) en las recientemente separadas Sleater-Kinney. Fuera como fuese su mentalidad y sus obras siguen vigentes, y para mantener su espíritu vivo escuchad nuestras 5 recomendaciones antes de adentraros en el “The CD version of the First Two Records” de Bikini Kill:

L7 “Bricks are heavy” (1992)
Babes in Toyland “Fontanelle” (1992)
Lunachicks “Babysiters on acid” (1990)
7 Year Bitch “Viva Zapata!” (1994)
Sleater-Kinney “Dig me out” (1997)

Bonus track:

L7 con Dave Grohl

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 01/02/2008
Compartir: