Personajes: Diamanda Galás

Diamanda Galás. Copyright: Kristopher BuckleVolvemos a la carga con nuestro repaso a los personajes más estrambóticos (e influyentes) del mundo de la música. Hoy os presentamos a Diamanda Galás, de la que dicen que posee una de las voces más virtuosas que existen. Analizamos su vida y su trayectoria, que no ha corrido paralela precisamente a la música ligera y a las letras insustanciales como podréis comprobar a continuación.

Diamanda Galás (nacida en San Diego el 29 de agosto de 1955) es una artista vanguardista de nacionalidad griega. Es conocida por su maestría al piano, así como su original y operística manera de cantar cercana a las 4 octavas. Su repertorio vocal incluye gritos, aullidos y una especie de glosolalia (hablar en lenguas desconocidas). Sus composiciones suelen hablar de temas tan alegres como el sufrimiento o la desesperación, y comprometidos contra las injusticias y la pérdida de la dignidad. Ha colaborado con artistas como Iannis Xenakis (revolucionario de las matemáticas en la música), Vinko Globokar (compositor y trombonista amante de la improvisación) y John Zorn (que ya conocemos de sobras por sus colaboraciones con Mike Patton).

Diamanda Galás. Copyright: Austin YoungHija de griegos ortodoxos, Galás fue criada en San Diego, donde estudió jazz y música clásica entre otras formas de expresión musical. Su educación estricta la hizo ser muy rebelde en su época preuniversitaria, quizás ese inconformismo hizo de ella la persona que es hoy. Se trasladó a Europa y hizo su debut en directo en el Festival d’Avignon (Francia, 1979), con el papel principal de la ópera “Un Jour comme un autre” de Vinko Globokar, inspirada en los documentos de Amnistía Internacional que relataban el arresto y la tortura de una mujer turca por traición.

Sus primeros trabajos son “Wild Women with Steak Knives” (1980) y “The Litanies of Satan” (1982), una adaptación vocal de un poema de Charles Baudelaire. Años más tarde empezó a componer la trilogía “Masque Of The Red Death”. Aún así, el primer trabajo con el que consiguió llamar la atención fue con la grabación en directo de su disco “Plague Mass” (1991) en la catedral de Saint John the Divine de Nueva York, donde la diva atacó a la iglesia católica por su indiferencia ante el SIDA con textos bíblicos y extractos de la citada trilogía (“The Divine Punishment”, “Saint of the Pit” y “You Must Be Certain of the Devil”). Dicha enfermedad siempre fue un foco de atención para la cantante desde que, coincidiendo con el primer volumen de la trilogía, su hermano Philip-Dimitri Galás contrajo el virus. Durante la grabación de los tres volúmenes, Galás se tatuó las siglas “HIV+” en sus nudillos. Su hermano murió durante la grabación del tercer volumen.

Diamanda Galás. Copyright: Paula Court“Vena Cava”, un disco sobre la depresión llegó en 1993. Y en 1994, Galás colaboró con el bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones, un admirador de la cantante. El resultado fue la grabación de “The Sporting Life”, quizás el disco más cercano a la música rock que ha interpretado nunca. Galás también se ha acercado al pop y al mundo del blues, especialmente en el disco “The Singer” (1992), donde reinterpretaba al piano temas de Willie Dixon, Screamin’ Jay Hawkins (el “I put a spell on you” que se puede oír en la banda sonora de “Asesinos Natos” mezclada con “Ted, just admit it” de Jane’s Addiction) y el “Gloomy Sunday” que hizo famoso Desmond Carter. Diamanda reinterpretaba estas canciones inspirándolas en temas del día a día como el SIDA o la pena de muerte, y sus selecciones han sido descritas en alguna ocasión como “canciones de amor homicidas”.

“Schrei 27” (1996) trataba sobre la tortura y el aislamiento, y en 1997 contribuyó a un doble álbum de tributo a Edgar Allan Poe (“Closed on Account of Rabies”) junto a varios músicos, entre los que destacaban Iggy Pop, Debbie Harry y Marianne Faithfull. En el álbum, Galás lee “The Black Cat”, el más largo de los cortes (casi 37 minutos).

Diamanda Galás. Copyright: Tina ZimmerEn el 2000, la cantante griega colaboró con Recoil (el proyecto en solitario de Alan Wilder de Depeche Mode), cantando y componiendo el primer single, “Strange Hours”, y haciendo coros en “Jezebel” y “Vertigen” (que por cierto, está cantada en catalán). A finales de 2003, Galás editó el álbum “Defixiones, Will and Testament: Orders from the Dead”, un disco de tributo a las víctimas del genocidio turco (así es, System of a down no fueron los primeros). El término “Defixiones” se refiere a los avisos en las tumbas griegas en contra del saqueo de los restos mortales.

Consiguió bastante fama con su trabajo de 2004, “La Serpenta Canta”, un greatest hits con versiones que van de Hank Williams a Ornette Coleman. También podemos encontrar su voz y muchas obras suyas en películas como “Drácula” de Francis Ford Coppola, “El Immortal” de Mercedes Moncada Rodríguez y películas de Wes Craven, Clive Barker, Hideo Nakata, etc. Su último disco editado hasta la fecha es “Guilty Guilty Guilty” del año pasado.

Diamanda Galás “I put a spell on you”

Diamanda Galás “Gloomy Sunday” (aka The hungarian suicide song)

Diamanda Galás & John Paul Jones “Do You Take This Man”

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 13/11/2009
Compartir: