Salem’s Pot – Pronounce This! (2016)

A pesar que estoy bastante hasta el gorro de tanto grupo que tira del libro de estilo del rock 70’s más ahumado y psicodélico (es decir, eso que han llamado “stoner”), a veces rascando se encuentran conjuntos que todavía tienen algo un poco más personal que contar en sus discos.

Barrio Tiger – Ave Maria (2017)

Se llaman Barrio Tiger, son, como no podría ser de otra manera con ese nombre tan cholopunk, de la soleada Los Angeles, y están formados por Jimmy James (de los nunca suficientemente valorados The Hangmen), Calixto Hernandez, Pete Lyman y Mark Benquechea.

Ånima – En Guerra (2017)

Ya era hora de encontrarnos a un grupo que se tomara esto de la música en serio. Ojo, que no se enfade el personal, pero ya sabéis que opino del “malismo” que está tan en boga. Estos coruñeses saben tocar, saben cantar y, a pesar de ser tan solo su segundo trabajo, destilan experiencia, ambición y profesionalidad

Havalina – Muerdesombra (2017)

Tras muchos años de carrera a sus espaldas y unos cuantos discos en cartera, los madrileños parecían haber encontrado hace varios trabajos su propio sonido. Algo bastante complicado de lograr en este mundo lleno de quiero y no puedo e imitadores de la imitación.

VANT – Dumb Blood (2017)

Lo de VANT ha sido llegar y besar el santo. Formados en 2014, la joven banda londinense ya estaba fichando al año de vida por una major (y su ejercito de bots en Twitter). Pero no sin razón, porque su debut nos ha dejado gratamente sorprendidos con su punk rock grungesco lleno de impolutas melodías pop.

The Olympians – The Olympians (2016)

Solamente viendo el listado de participantes en este disco de The Olympians, vosotros que sois muy avispados además de gente informada, ya podréis intuir rápidamente por dónde van los tiros sonoros de este trabajo. Soul y R&B instrumental inspirado en la iconografía griega clásica.