Quintana Dead Blues eXperience – Older (2018)

Quien nos sigue de hace tiempo recordará haber leído el nombre de Piero Quintana alguna vez en esta página y, es que en esta casa somos muy fans de todo lo que ha hecho, desde Liga Quintana hasta su último proyecto como one man band bajo el nombre de Quintana Dead Blues eXperience.

Power Burkas – Mai nego l’oci (2019)

Si en su anterior disco “Llarga vida al tarannà”, los Power Burkas dejaron claramente patente que lo suyo es lo de parecer descerebrados a pesar de ser uno de los grupos más lúcidos de la escena roquera estatal, en este “Mai nego l’oci” (tremendo título que encantará a los que nos gusta más la barra del bar que el teclado del ordenador) los de Vic han vuelto a hacer lo que les ha dado la gana a lo largo de las canciones incluidas en su segundo LP.

Doblecapa – La Felpa (2019)

Si una cosa recuerdo con cariño de la edición del AMFest 2016 es la actuación de los madrileños Doblecapa. Bajar las escaleras de la Sala Apolo sin saber exactamente lo que nos esperaba en La [2], allá en medio de la pista los dos integrantes del grupo: una batería y una cigarbox, música desnuda y natural…

Frankie and The Witch Fingers – Zam (2019)

¿Y vosotros por qué escucháis música? Seguro que una de las razones es “para evadirse”, y hay muchas maneras de escapar de la mierda que nos envuelve día a día. Una de ellas es ponerse un buen disco de psicodelia, repleto de pasajes hipnóticos que te dejan la mente en blanco y te hacen levitar lejos el mundanal ruido.

Reignwolf – Hear Me Out (2019)

¡Se ha acabado la espera! Hasta siete años han estado en vilo los fans de Jordan Cook para poder disfrutar del debut de Reignwolf. ¡Y vaya debut! “Hear me out” cumple con creces el hype generado tras su aparición en la serie “Roadies” (del siempre certero Cameron Crowe) y alguna de sus actuaciones como one man band

Queen Zee – Queen Zee (2019)

Tradicionalmente, al menos de puertas hacia fuera, el rock siempre ha estado saturado de machos y señoros de todo tipo: Desde las pintas de Manowar a la cosificación de la mujer en el hard rock ochentero, pasando por neofascistas como Ted Nugent. Por suerte algo está cambiando…