Desempolvando… “Satori” de Flower Travellin’ Band

Desempolvando… Satori de Flower Travellin Band
Hoy nos vamos hasta el lejano oriente para presentaros un grupo fundamental para los amantes del rock más ácido y psicodélico de los 70, la Flower Travellin’ Band, una banda adelantada a su tiempo y pieza clave para entender lo que se estaba gestando en aquella época y de dónde ha aparecido el sonido de muchos de los grupos actuales que tanto admiramos.

Muy acertadamente nombrados como “los Black Sabbath nipones”, esta formación comenzó a finales de los 60 bajo el nombre de The Flowers, pero la banda cambió pronto con la llegada de Joe Yamanaka y a partir de entonces fueron conocidos por el nombre que todos conocemos. A pesar de la enorme influencia de Black Sabbath en su sonido, también tienen algo de King Crimson y la psicodelia del kraut del comienzos de los setenta pero, sobre todo, le añaden a todo esto una pizca de orientalidad que hace que este disco sea un indispensable para cualquiera que se acerque al rock de los setenta.

Desempolvando… Satori de Flower Travellin BandSus dos primeros trabajos, “Anywhere” y “Kirikyogen”, están compuestos de versiones de artistas de finales de aquellos años: Cream, King Crimson, Black Sabbath, Jimi Hendrix, The Animals, etc. Pero en 1971 se deciden a grabar su primer trabajo compuesto únicamente por temas propios. Este álbum, “Satori”, tiene una concepción global, vislumbrada ya desde los títulos de las canciones, que se nombran tan sólo como parte 1, 2, 3, etc. En ediciones posteriores aparece un tema extra, llamado “Map”, sí, pero es un añadido a la obra original.

Ya desde el inicio estos japoneses huyen de las estructuras habituales del rock para confeccionar temas, en su mayoría largos, en los que se suceden los riffs, las melodías vocales y los oscuros pasajes instrumentales. “Part 1” es un comienzo casi asequible para lo que nos espera, porque con “Part 2” entramos de lleno en unas melodías poco convencionales, al menos para los parámetros occidentales, y que se acompaña de una sección rítmica hipnótica y repetitiva. Con los dos temas siguientes la cosa se complica. “Part 3” tiene un riff que recuerda a los mejores momentos de bandas como Pentagram y toda la canción se estructura en torno a los diferentes desarrollos de guitarra. En unos primeros minutos en un tono casi doom para transformase en una segunda parte llena de psicodelia al estilo del mejor Jimi Hendrix. “Part 4” comienza con una breve progresión con un cierto aire de bossa nova que cambia pronto hacia un extraño riff compuesto tan sólo por un rítmico rasgueo. La aparición más tarde de la armónica y el propio compás hace de este tema el momento más blues de todo el disco, aunque mantiene los desarrollos largos. Para finalizar, “Part 5” vuelve al ambiente oscuro y misterioso de “Part 3”, pero quizá ahora más primitivo gracias a un ritmo marcial que sirve de perfecto contrapunto a una línea de voz desgarradora.

Desempolvando… Satori de Flower Travellin BandEn una primera escucha queda al descubierto que “Satori” es mucho más que la obra de unos tempranos seguidores del cuarteto de Birmingham. Es evolución y el planteamiento casi definitivo de un sonido que por aquel entonces apenas vislumbraban gente como Toni Iommi o Robert Fripp. Es la visión de un rock pesado y psicodélico desde la otra punta del mundo. “Satori” tiene eso que muchas bandas de los setenta perdieron y que tantas otras siguen buscando desde entonces.

Texto: Juan Manuel Vilches

Y aquí os dejamos el disco para que lo podáis escuchar entero

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 14/02/2012
Compartir: