Javier Corcobado, el duque del ruido

Javier Corcobado ha sido considerado el príncipe negro del underground nacional, o Javier Corcobadocomo él mismo se autoproclamó, «El Duque del Ruido»

Aprovechando que hoy, 6 de noviembre, se edita una antología de su música, en la que incluirá sus canciones desde «Agrio beso» (1989) a «Editor de sueños» (2006), en Subnoise.es os queremos dar a conocer a este desconocido por la gran mayoría, incomprendido, radical, crudo, desesperado, pero ante todo un genio de la música y la poesía de este país.

Primeros Tiempos

Cuando la movida madrileña causaba estragos, este madrileño nacido en Frankfurt (Alemania) en 1963, navegaba ya por unos intrincados mares. Tras var¡as intentonas de crear una banda (Intentona punk o Los Presumidos) fué con 429 Engaños con la que empezó a dejar atónitos a los ya de por sí poco exaltables madrileños con la experimentación de su «ruido organizado», en unos años donde Radio Futura eran un objeto de culto, y donde Javier se atrevía con unas letras que como en toda su carrera hablaban de amor y muerte.

Luego, aunque suavizó el ruido, causó estragos con un punk-rock estridente en Mar Otra Vez, banda con la que se ganó el pseudónimo de «Poeta Maldito» y con la que firmó la música más transgresora y vanguardista de la época.

Más tarde, en Demonios Tus Ojos nos encontramos al Corcobado más desencajado, con unas letras muy transgresoras («Corazón roto en 2000 pedazos» por ejemplo) aunque quizás sea el proyecto menos personal del artista, con los hermanos Colis (Nacho y Javier) en una labor más principal. La banda llegó a telonear a Sonic Youth, pero poco después el ego de Javier, le llevó a seguir su carrera en solitario.

Agrio Beso (1989)Agrio Beso” (Gasa, 1989) en su primera joya en solitario en la que Javier descarga toda la poesía que llevaba dentro, y que más tarde consolidaría en su primer libro de poesías, “Chatarra de Sangre y Cielo” (Ediciones Libertarias, 1991), un libro que me tuvo enganchado mucho tiempo.

Rock Blues Punk como ha sido definido por algún iluminado, sonidos anárquicos totalmente estructurados y voz enferma que se inspiró en Nick Cave & The Birthday Party, Agrio Beso nos dejó algunos temas tan míticos como “Ritmo en la ciudad”, “Desde tu herida” o “Labios repletos de púas”.

Corcobado y los Chatarreros de Sangre y Cielo

En su incansable busqueda de la autodestrucción, en 1991 fundó una nueva banda, «Los Chatarreros de Sangre y Cielo» encarnados por Nacho Colis, Justo Bagueste, Nacho Laguna, Javier Arnal y Susana Cáncer que fueron su asidero durante una buena parte de años y con los que firmó 3 de sus mejores discos.

En «Tormenta de Tormento» (Triquinoise, 1991) Corcobado se muestra más relajado y sereno que nunca, y prosigue con la labor iniciada en «Agrio beso«, buscando una mayor componente melódica en las canciones y va ampliando su radio de acción con evidentes influencias de la música pop, con temas tan destacables como «La navaja automática de tu voz» o las canciones-poema «Ladrada del afilador” y “Canción de amor de mar«.

«Ritmo de Sangre» (Triquinoise, 1993) fué la consolidación de los Chatarreros como banda, y coincidió con una avalancha de peticiones de colaboración de muchas bandas y solistas de la época, como Enemigos, Gabinete Caligary o Calamaro entre otros.

Tal era la creatividad de Javier, que en 1994 publicó su segundo libro de poesías, “El Sudor de la Pistola 13” (Ediciones Libertarias, 1994) donde el artista comenta que es un libro escrito desde el punto de vista del asesino que todos llevamos dentro; un asesino pasivo pero perceptible.

Arco iris de LágrimasUn año después, la banda publicó el que para mí es su mejor trabajo, «Arco iris de lágrimas« (DRO-East West, 1995) en el que conjugan la electrónica con el ruido y el silencio a partes iguales. En realidad, las variadísimas canciones de este disco gozan de una atmósfera bella y cortante, tierna pero desgarradora, y dan una nueva definición de lo que es el romanticismo, ése que te besa dulcemente mientras te arranca la piel a tiras.

En esa época Javier Arnal, guitarra de los Chatarreros, produjo una maqueta de mi grupo y tuve la suerte de poder ir al concierto de presentación del disco para prensa en la sala Moroco y conocer a Corcobado en persona. Nunca lo olvidaré.

Si tuviera que elegir algún tema del disco me quedaría con «Diamanda«, «Muere/Mata» o «Yo Seré tu cáncer«, aunque para mí es un disco 10. Un año después se reeditó el disco con 2 temas, entre los que destacaba una versión del mítico tema «Parole«.

Corcobado y Cría Cuervos

En 1993 vuelve a desdoblarse en un proyecto paralelo: “Corcobado y Cría Cuervos”, donde nos mostró su pasión por los boleros, y que a la postre fué lo que acabó con los Chatarreros. Como Cría Cuevos publicó «Boleros enfermos de amor Vol I (1993, Triquinoise) y Vol II (1996, Triquinoise), donde versiona canciones populares de autores como Olga Guillot o Armando Manzanero, pero infectando las canciones de su desesperación típica; amor, pasión, alcohol y tormento amoroso son excelentes complementos de tan hermosas, hirientes y poéticas canciones.

Corcobado y Manta Ray

Diminuto CieloEn 1996 los asturianos Manta Ray llaman a Javier para realizar una colaboración con motivo de la XXXIV edición del festival de cine de Gijón. Javier accede y el tema que eligen es “El crack” tema central de la película del mismo nombre de Jose Luis Garci, que acabó saliendo en el disco «Gijon goes to the movies». La colaboración entre Javier Corcobado y Manta Ray fué más allá y acabó fructificando en el delicioso álbum “Diminuto Cielo” (1996, Astro) y en una gira que les llevó por toda la geografía nacional.

A destacar temas como «Puta«, «Cadalso de Amor y Odio» o una versión de «Getsemaní» brutal.

Simplemente Corcobado

En 1999 sacó quizas su disco mas desafortunado, Corcobator(1999, Recordings From The Other Side) donde se acercó a la electrónica más petarda: sonidos de sintetizadores Yamaha y Casio, ritmos break-beat y dos peculiares versiones de “Nature Boy” de Nick Cave y “Apelo” de Vinicius De Moraes, que cierra una nueva etapa de su carrera.

Después de la frustración de un trabajo no entendido ni por sus fans más acérrimos, Javier cambia su querido Madrid, primero por La Coruña, buscando tranquilidad y más tarde se exilia en Mexico DF, una ciudad donde Javier es más que un ídolo. Allí compone un nuevo disco, que tras 4 años de silencio finalmente publica en 2003. «Fotografiando al corazón» (2003, DRO) un disco eminéntemente eléctrico pero con algunas pinceladas de electrónica.

Más tarde se retiró del mundanal ruido y se fué a vivir al Cabo de Gata (Almería) donde cumplió uno de sus sueños, escribir una novela, «El amor no está en el tiempo» y el último de sus discos hasta la fecha, «Editor de Sueños» (2006, Astro), producido por Fino Oyonarte (Los Planetas, Lagartija Nick, Mercromina) que ha sabido sacarle un jugo pop al estilo Corcobado: desgarrado, introspectivo, poético atormentado, agresivo, contemplativo.

Actualmente se encuentra presentando este nuevo trabajo por sudamérica.

Más info: www.javiercorcobado.es

Video musical de «Susurro»




Actuación en directo en Mexico: «14»




Actuación en directo en Mexico: «Dientes de Mezcal»




Actuación en directo en Mexico: «Corazón roto en 2000 pedazos»




Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 06/11/2007
Compartir: