Desempolvando… National Wake – Walk in Africa (1979-81)

National Wake – Walk in Africa (1979-81)

El punk siempre ha sido un medio de expresión de las clases subalternas, de las comunidades oprimidas y de las juventudes marginadas. Desde su creación en los ‘70s — e incluso de los movimientos que le precedieron en la década anterior —, este género se basaba en la protesta y el cuestionamiento, y al mismo tiempo postulaba la idea de que el rock debía volver a sus conceptos más básicos, precisamente para ser más democrático, al alcance de todos. Sin embargo, aunque había mucha angustia económica y efervescencia social entre las clases trabajadoras de Estados Unidos y la Gran Bretaña, sus tierras natales, la imagen que tenemos del punk siempre ha sido muy occidental, muy anglo-céntrica, muy blanca. Y ello supone un privilegio, ya que Occidente siempre ha estado al centro de las narrativas históricas en todos los campos.

¿Y qué hay de otras latitudes? ¿De qué manera expresaron estos sentimientos? ¿En contra de qué? ¿Cómo se aplican los preceptos punk en un continente tan convulso e históricamente oprimido como África? Por décadas, no teníamos respuestas a estas preguntas, pero por fortuna, la expansión del Internet y la llegada de documentales como “Punk In Africa” (2012) nos han iluminado con la larga y diversa historia de estos países en el género, y en este caso particular, todos los caminos llevan al proyecto seminal de la escena punk continental, los sudafricanos National Wake.

Desempolvando... National Wake – Walk in Africa (1979-81)

Esta banda, formada en 1976, poco después de la explosión punk original, eran un acto de rebeldía triple; por un lado, su abrasivo y caótico sonido era algo nuevo para la incipiente escena rock de la zona, y posteriormente su incorporación de elementos de géneros como el reggae, el funk y el 2-tone ska, fusionados con ritmos autóctonos africanos, representaban un rompimiento con los límites de un panorama musical muy conservador. En otro frente, sus letras eran un desafío frontal al gobierno local, conocido en todo el mundo por su autoritarismo y su profunda violencia. Su canción insignia “International News” denunciaba ampliamente la censura estatal y las atrocidades cometidas en la guerra de Independencia de Angola, así como la “mentalidad del avestruz”, una condición en la que el ciudadano promedio esconde la cabeza, tratando de no darse cuenta de lo que sucede fuera de su entorno inmediato.

Pero lo más significativo de esta rebeldía reside en la propia alineación del grupo: National Wake está conformado por dos miembros blancos (los guitarristas Ivan Kadey y Steve Moni, el primero de ellos también en la voz), y dos miembros negros (los hermanos Gary y Punka Khoza, en bajo y batería respectivamente); es decir, eran una banda interracial, la primera y la única en su escena, justo en medio de la Sudáfrica del apartheid, en la que cualquier relación entre los miembros de ambas razas representaba un crimen que a menudo era castigado con toda severidad.

National Wake desafió lo establecido, incluso arriesgado su propia existencia, hasta el año 1982, en que Kadey y Moni tuvieron que emigrar para sobrevivir. Desgraciadamente, los Khoza no pudieron correr con la misma suerte, o el mismo privilegio. Gary falleció a causa de las adicciones y la depresión, y Punka a causa de enfermedades relacionadas al SIDA, pandemia que millones de africanos negros han sufrido desproporcionadamente a lo largo de cuatro décadas. La banda lanzó un puñado de sencillos y un único álbum, que solo vendió 700 copias antes de ser alcanzado por la censura del Estado. Por fortuna, la disquera Light In The Attic pudo conseguir acceso a las grabaciones originales y ha re-editado el material de esta increíble banda, para que su historia sea conocida por el mundo entero. El grupo musical más disidente del siglo XX: una banda punk multirracial en un Estado policial fascista.

“International News”


Autor:
  • Leonel Manzanares de la Rosa
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 28/02/2020
Compartir: