Nine Inch Nails + Atari Teenage Riot @ Vall d’Hebrón (Barcelona, 14-11-99)

Nine Inch NailsImpresionante lo que se pudo ver en el Palacio de Deportes de la Vall d’Hebron, el primer concierto de de NIN en cuatro años. Era el primero de la gira mundial y además la única actuación en España, y casi no tengo palabras para describir lo que allá presenciamos…. Tras años de inactividad Trent Reznor había publicado “The Fragile”, un disco doble con más de 100 minutos de música oscura, paranoica, llena de dolor y mucha rabia reprimida que deja ir en cuentagotas, una de las cuales pudimos ser testimonios en ese concierto… Tranquilamente podemos decir que ha sido el mejor concierto de mi vida, sencillamente perfecto, no faltó ni sobró nada y no acepto opiniones contrarias al respecto…

Unos teloneros de miedo

Para que sea una buena crónica tendría que hablar de los teloneros, Atari Teenage Riot, y lo haré en la medida de la relevancia que tuvieron en la noche, o sea poca a pesar del set contundente que presentaron… Originales, innovadores, música electrónica extremadamente rápida y a veces repetitiva, si queréis a esto es a lo que realmente os dejo llamar tecno-punk… Pero vamos a lo que importa… Nine Inch Nails!!    

Trent Reznor demostró que es el genio más grande de finales del siglo XX y seguramente parte del XXI, con un par de huevos que hacía años que no se veían en el mundo de la música, y sino a ver quien puede hacer un concierto tan intenso en poco más de una hora y media, y además sin tocar el single “We’re in this together”!! Público y grupo totalmente entregados desde la primera canción “Somewhat Damaged”, hasta la última “Hurt” (una de mis preferidas), fueron desfilando canciones de todos sus discos, interpretadas con maestría y una ambientación perfecta, todas encajando en el plan tortuoso que Trent Reznor tenía preparado para nosotros… Sonaron clásicos como “Terrible Lie”, “Head like a hole”, “Down in it” del “Pretty Hate Machine”; “Sin”, “Gave up” o “Wish” del EP “Broken”; “March of the Pigs”, “Piggy”, “Closer” del “Downward Spiral”, y de las nuevas “The Wretched”, “No, you don’t”, “Into the void” (que sería el segundo single), etc.

Un repertorio y una ambientación impecable    

Fue impresionante cuando se bajó una tela donde se proyectaron imagenes para presentar la intrumental “La mer” o “The great below”, y a través de la cual se podía ver a Trent Reznor, Robin Finck (que resulta que tiene una voz impresionante) y compañía, que se mezclaban con las imágenes. El resto de canciones estuvieron apoyadas por un juego de luces alucinante, que parecía reinventado para cada canción exclusivamente, creando un ambiente excepcional que nos dejó a todos los presentes flipando. Al final, y entre los bises sonaron “The day the world went away” (la canción que se editó como avance al nuevo disco) y “Starfuckers inc.” (que a pesar de que Trent Reznor no lo reconozca estaba dedicada por entonces a Manson). Al final nos quedamos a esperarles a la salida y los vimos. aunque algunos consiguieron autógrafos o les pudieron dar la mano, yo, que debo ser tonto por no llevar ni un triste bolígrafo, me tuve que conformar con mirar… Pero da igual, se tiene que ser fuerte y mirar adelante.. Pero y si miro adelante… Si me da por comparar, ¿no me lo volveré a pasar bien en ningún concierto? ¿como podré escuchar en los próximos meses algo que no sea NIN? ¿Cojo una bici y me pongo a seguir la gira por toda Europa? ¿Me apetecerá más ir a un concierto de NIN que una noche de sexo? ¿Monto una secta? No, si ya sabía yo que tenía que haber ido al concierto de La Oreja de Van Gogh

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 14/11/1999
Compartir: