Guano Apes + Boo! – Barcelona, Razzmatazz

Guano ApesConfuso. Confuso es la palabra que define como me siento cuando salgo de un concierto de Guano Apes. Ya me pasó la primera vez que les vi en la sala Bikini, en la presentación de una edición del Doctor Music. Por aquel entonces pensé que el concierto que ofrecieron los alemanes se debía a que un concierto no oficial, delante de un público que mayoritariamente acudía con invitación, les debía importar bien poco. Así que decidí levantarles el castigo y ir a la sala Razzmatazz al concierto de Boo! y Guano Apes. Pero, a pesar de que este último fue un mejor concierto, me siguió quedando un mal gusto en la boca (y no fue por la cerveza aguada que me sirvieron).

Estos sudafricanos están locos…

Pero vamos por partes, cuando aún entraba sol por las ventanas que daban a la terraza de Razzmatazz llegaron Boo!, un grupo sudafricano como mínimo curioso, compuesto por tres rubios. El primero (a la izquierda) con una batería bastante minimalista, el segundo (en el centro) armado con un bajo y cantante del grupo se daba un aire a lo Paul Weller, y el tercero (a la derecha) se encargaba de los instrumentos de viento, panderetas y teclado. La verdad es que nadie conocía nada del grupo, pero nos dejaron a todos con la boca abierta más por lo ridículo/original de la situación que por otra cosa. Con esos instrumentos y las extravagancias vocales del cantante no podíamos esperar más que una especie de rock a medio camino entre Mr Bungle y con toques ligeramente étnicos. El cantante con una chuleta en español graciosamente traducida y el multi-instrumentista, el clon sudafricano de Pocholo, crearon tan buen rollo que es la primera vez que veo a la gente tan entregada con un telonero desconocido. Cada dos por tres el público arrancaba con “Pochooolo! Pochooolo!”, al que el hombre respondía agradecido pero sin saber el porqué de su éxito. Así, con ojos como platos tras la actuación de Boo! empezamos a esperar la actuación de Guano Apes.    

El público coreaba Pochooolo con los sudafricanos Boo!    

Mientras esperábamos nos dimos cuenta del curioso montaje del escenario: las luces en el fondo y en los laterales, una tarima elevada a lo largo de todo el escenario que lo separaba en dos niveles, tres elevadores que llegaban hasta el techo y uno detrás de la sala desde los cuales cuatro personas no dejarían de enfocar a los miembros del grupo en ningún momento.

Big in BCN

Y llegaron Sandra Nasic (esta vez de rubia, como debe ser) y lo suyos! La verdad es que lo de Guano Apes es un tema curioso, han traspasado las barreras de la música en muchos sentidos. Sandra Nasic es el ejemplo para muchas y el sueño de muchos, y ante estas premisas, y a pesar de sus buenos discos creo que la gente no sera objetiva y no verá el concierto como yo lo vi. Tampoco voy a criticar descaradamente el concierto porque hubieron partes que me gustaron, y para no buscarme problemas con futuribles novias (el concierto estaba abarrotado de chicas) 😉
Pero creo que Guano Apes pueden hacerlo mucho mejor de lo que hacen en directo, fue un concierto corto si no contamos la jam que se montaron guitarra, bajista y batería antes de los bises. No puedo aprobarlos, les tengo que dar un 4.5, sobretodo porque les da por cagarla en sus mejores canciones (“Lord of the boards” volvió a sonar descafeinada como años atrás) y el guitarra parece que no exista (ni para tocar la guitarra ni para cantar). Aún así la voz de Sandra Nasic sonó impeclable, el bajista es todo un crack, el batería solventó los problemas técnicos de las dos primeras canciones, pero después alterna temas donde se sale con otros donde queda en el olvido.    

A la gente parecía encantarle un concierto bastante mediocre…    

Ya han pasado muchos días del concierto y no consigo recordar todas las canciones que tocaron, pero destacaron “Dödel Up”, “Big in Japan” (justo antes de los bises creo recordar), la bailonga “Move a little closer”, y alguna más. Pero quedan desmerecidas al ver como tocaron “Lord of the boards”, “No speech”, o incluso el último single “You can’t stop me”. Quizás lo que debería hacer es olvidarme de que Guano Apes es un grupo de metal, y esperar ver la caña en otros grupos.

Bueno, como curiosidades del concierto y que lo hicieron más ameno (y más corto) la jam que mencionaba antes, con ramalazo a lo Queens of the Stone Age, y el salto mortal hacia atrás que hizo el batería al acabar el concierto desde encima de su instrumento.

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 30/04/2003
Compartir: