The Suicide Of Western Culture – Hope only brings pain (2013)

Irregular

The Suicide Of Western Culture – Hope only brings pain (2013)Tracklist:
1. Remembering Better Times
2. Hey, guys! I Know The name Of The Culprits
3. Two Lights At The Bottom Of the Ravine
4. Love Your Friends, Hate Politicians
5. Oranienburger
6. When Did i Become Everything I Hate
7. El Cristo De La Buena Muerte
8. Spanish Republican Soldiers In French Retirement Homes
9. Hope Only Brings Pain
10. Scapaflow

Irrumpieron con estruendo en la escena electrónica española con su disco debut (y homónimo) hace un par de años, sin saber nadie exactamente de dónde había salido esa pareja que se hacían llamar The Suicide of Western Culture. Dos encapuchados personajes, amantes del head banging, y con más pinta de tocar en un grupo de hardcore metalizado que de ser amantes y productores de música sintética. La sorpresa y el misterio pasó rápidamente a ser admiración, sobre todo por la ingente cantidad de calidad sonora que presentaron en ese primer LP (editado, como su segundo trabajo, en el sello catalán Irregular, casa de artistas como Lasers o Boreals); electrónica sucia, de baja fidelidad y cercana al término con que algunos (bueno, creo que solamente yo) etiquetaron el sonido incluido en su primero LP, “heavy metal electrónico”.

En “Hope only brings pain”, además de contar con la experiencia de haber girado con su directo por Alemania, Estados Unidos e Inglaterra, han expandido y ampliado su espectro sonoro como pocos grupos son capaces de hacer en su segundo disco. Han ganado en melodía (“Oranienburger”, además de ser mi tema favorito del álbum, es de una belleza melódica arrebatadora, una especie de Jean Michel Jarre de chupa de cuero y pantalones raídos, y “El Cristo de la buena muerte” es una joya de pura epifanía melódica 8 bit), hecho que, lejos de endulzar su propuesta, como puede llevar a pensar el que hayan afinado su dedicación melódica, les hace ganar en intensidad emocional e intriga (sin ir más lejos, la melodía de la muy Nine Inch Nails “When did I become everything I hate?” más que hacer sonreír, te hace mirar detrás con cierto canguelo, por si alguien te está siguiendo). Pero no temáis, amantes de la distorsión y de los beats retorcidos, porque The Suicide of Western Culture siguen siendo maestros del ruido. Mucho más agresivos y peligrosos que muchos grupos metalicosatánicos que corren por cualquier esquina, el post rock electrónico de baja fidelidad y alta intensidad emocional de la pareja sigue siendo la moneda de cambio de este par, ahondando en las profundidades de la oscuridad humana, en la ciencia ficción más retroelectrónica, y en las distopías con las que la literatura menos halagüeña nos ha educado a muchos.

Y aunque ellos afirmen tajantemente en el título del álbum que “la esperanza sólo trae dolor”, con este disco, que se da por finalizado con dos piezas tan luminosas e idealistas como “Hope only brings pain” (que me recuerda a una especie de John Talabot después de pasar por un barrizal), y la ensoñadora y conmovedora por los cuatro costados “Scapaflow”, The Suicide Of Western Culture nos han hecho creer (con convicción, con total certeza) que no todo está perdido. Pero, claro, depende de nosotros mismos y de nadie más.

Texto: Andrés Derrick

Puntuación: 8/10
Lo mejor: La capacidad del dúo para, con el simple uso de máquinas, emocionar tanto o más que la mayoría de cantantes de neo folk de frondosa barba y camisa de cuadros.
Lo peor: Si los beats electrónicos te dan pavor, mejor no escuches este disco. Sigue con engendros como Volbeat.
Te gustarán si te gustan: Nine Inch Nails, Mogwai, Killing Joke, Slayer

“Love Your Friends, Hate Politicians”

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 28/02/2013
Compartir: