The Freeks – Crazy World (2018)

Heavy Psych Sounds

The Freeks - Crazy world (2018)Tracklist:
1. American Lightning
2. This Is Love
3. Easy Way Out
4. Take 9
5. Hypnotize My Heart
6. Thank You Mr. Downing
7. Chronic Abduction
8. Mothership to Mother Earth

Miembros:
Ray Piller (bajo)
Jonathan Hall (guitarra, bajo, voz)
Esteban Chavez (teclados)
Ruben Romano (guitarra, bajo, batería, voz)

Sería atrevido a estas alturas decir que el disco de The Freeks es lo mejor del año pero, de lo que estoy seguro es que yo y el dragón que me está mirando desde la esquina de la habitación tenemos una adicción muy seria a este disco. Probablemente sea por el ácido que rezuman las ocho caras de “Crazy World” y su hipnótica portada.

Me empezaréis a entender si os digo que el frontman del quintento angelino es Ruben Romano, batería de bandas como Fu Manchu (1990 – 1996) o Nebula (1997 – 2007). En directo, la apisonadora Bob Lee (Mike Watt) regresa a la banda para dejar a Romano libertad para dispensar sus lisérgicos efectos a la guitarra.

En “Crazy World”, el cuarto álbum de la banda, demuestran que no todo es arena y dunas y, aunque el espíritu del stoner sigue presente, cada corte del disco es de una galaxia diferente. Abre el disco “American Lightning”, a medio camino entre MC5 y los primeros Monster Magnet, y que cuenta con la colaboración de Ray Hanson (Thee Hypnotics). Sin tiempo a recuperarnos del primer noqueo nos encontramos con “This is love”, una fiel y triposa versión del clásico de PJ Harvey con la sensual e imponente voz de Sara Loera a los coros.

El piano en “Easy Way Out” nos recuerda a bandas como los Rolling Stones o Diamond Dogs, y el interludio de jazz psicotrópico de “Take 9” lo podría haber firmado Blue Ösyter Cult. Le siguen los vientos y la inquietante voz de “Hypnotize My Heart”, un tema que le debió enseñar Syd Barrett en sueños. Otro interludio espacial y nos plantamos ante la oscura y Mansioniana “Chronic Abduction”. Lo remata “Mothership to Mother Earth”, un tema con una acústica folkie en la onda Led Zeppelin que se clava como agujas en el cerebro (en sus propias palabras).

Media horita escasa que entra rápidamente y sin vaselina, que es una de las razones por las que no puedo dejar de escucharlo una y otra vez, descubriendo matices nuevos en cada repetición.

Puntuación: 8.5/10
Lo mejor: Arthur Brown, ahí lo llevas
Lo peor: No haberlos descubierto antes
Te gustará si te gusta: Monster Magnet, Ecstatic Vision, Colour Haze



Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 06/06/2018
Compartir: