The Cult Of Dom Keller – Goodbye to the light (2016)

Fuzz Club Records

The Cult Of Dom Keller - Goodbye to the light (2016)Tracklist:
1. Hole In The Whole
2. Broken Arms Of God
3. Raven & Rockets
4. Deepest Pit Of Emptiness
5. Tunnel Of The Clouds
6. Exterminating Angels
7. I Can See You
8. Astrum Argentum
9. Nothing Left To Stay For
10. Bring Out The Dead
11. Waltz Of The Morgellons
12. Shambala Is On Fire

Mezclado por James Aparicio, masterizado por Shawn Joseph

Miembros:
Ryan Delgaudio (voz, guitarra, teclados)
Neil Marsden (voz, teclados)
Jason Holt (bajo, coros)
Al Burns (batería, percusión)

¿Eres el líder del partido más votado en las elecciones generales pero no se quiere juntar contigo ni la madre que te parió? ¿Tus vacaciones de verano se han parecido a las películas de Chevy Chase pero sin un puto momento de diversión? ¿Hasta los cojones de verle el careto de haba frita al novio de tu compañero de piso? No te preocupes, porque aquí está el nuevo trabajo de los ingleses The Cult of Dom Keller, artefacto ideal para que, ni que sea durante una hora, te sumerjas en una poción sonora que te hará levitar por lugares en los que no hay políticos, hipotecas, ni policía nacional.

Llegados de las Midlands inglesas, lugar en el que me da en la nariz que debe llover unos 300 días al año, y de un sonido ácido del que hace que los smileys se derritan y las mentes den más vueltas que un argentino hablando del amor, The Cult of Dom Keller han vuelto para que te des cuenta que esa música que escuchas es una ful, es fea y es demasiado facilona. Porque meterse en el universo de este bendito culto no es tarea precisamente fácil, se necesita predisposición, tiempo y ganas de dejarse llevar.

Si su primer disco era una orgía psicodélica y su segundo trabajo era propio de una jam band pasada de tripis, en este “Goodbye to the light” nos avasallan a base de (mucha) oscuridad cercana a lo gótico -sección roquista-, shoegaze cabroncete (del que mira muy hacia dentro), distorsiones infinitas que desembocan en explosiones eléctricas, drones hipnóticos y litúrgicos, e incluso nos dejan algún detalle electrónico. Vamos, que esta gente no es de esos que repiten un disco una y otra vez (hecho que, a veces, en el mundo de la neopsicodelia, en el que hay mucho impostor, sucede), si no que han tomado todos los riesgos posibles y, efectivamente, han triunfado.

Puntuación: 7.5/10
Lo mejor: Es acabar el minutaje y ni me acuerdo cómo me llamo.
Lo peor: No es un disco de esos de, “venga, me lo pongo antes de ir al curro con todo el flow”.
Te gustarán si te gustan: Lumerians, The Lucid Dream, Sonic Jesus.

«Broken arm of God»





Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 07/09/2016
Compartir: