Nine Inch Nails – Not the Actual Events EP (2016)

Trent Reznor dijo que antes de acabar 2016 habría nueva música de Nine Inch Nails, y al contrario que muchos políticos (e incluso yo con según quién), ha cumplido con su palabra editando la última semana del año pasado su nuevo EP, “Not the actual events”.

Forastero – El submarinista en el tejado (2016)

Desde la publicación de su primer sencillo, “El Submarinista en el tejado”, los madrileños Forastero llamaron poderosamente mi atención. “Este rollito tan guaporro y elegantón no se hace mucho por aquí”, me dije. Y quizá sí que se practica y hay una nutrida escena por el país, pero en ese caso desde luego que no me he enterado.

Highly Suspect – The Boy Who Died Wolf (2016)

“The Boy Who Died Wolf”, el segundo disco de los americanos Highly Suspect ha hecho que nos traguemos algunos de nuestros prejuicios. Listillos que somos, cuando vemos a un grupo que desconocemos nominado a un par de Grammys, enseguida pensamos que hay gato encerrado.

Bad Mongos – Shoot the bullet (2016)

Visto lo visto con este retorno de los Bad Mongos, a los que he de reconocer que no conocía absolutamente de nada (es lo que tiene ser una rata barcelonesa, nos creemos que el mundo se acaba cruzado el río Besòs), esta gente creció escuchando a los mismos grupos roqueros que servidor de ustedes. Les debió pillar la explosión roquera noventera escandinava bien de lleno…

Duchess Says – Sciences Nouvelles (2016)

Todavía con la rabia de no poder haberlos visto en directo desde que los descubrimos hace ya casi una década, nos llega el nuevo álbum de Duchess Says, con el que demuestran que al cuarteto de Montreal no se les han acabado las ideas y que todavía tiene cuerda para rato.

Radkey – Delicious Rock Noise (2016)

Tras unos meses un poco sosos en cuanto a descubrimientos musicales, noviembre está siendo trepidante (y muy familiar). Si la semana pasada os hablábamos de cuatro hermanas inglesas amantes del punk rock más callejero, hoy nos desplazamos hasta el mediooeste americano para presentaros a los hermanos Radke y su descarado horror punk