Kissogram – Rubber & Meat (2009)

Louisville / Roadrunner Records

Kissogram - Rubber & Meat (2009)Tracklist:
1. Switching On The Machines (Intro)
2. The Deserter
3. Rubber & Meat
4. Tonight I’ll Go Out Alone
5. Prominent Man
6. Grass Grass Grass
7. Lucy
8. Bucharest
9. Nocturne No. 27
10. Messiah
11. Backseat Of My Min
12. Don’t Look At Me Like This

Mezclado por Pelle Gunnerfeldt, producido por Kissogram y masterizado por Michael Schwabe.

No me preocupa que me tachen de mainstreamer. Sí, conocí a Kissogram el viernes pasado en el concierto de Franz Ferdinand. El caso es que el plan sonaba bien: los teloneros eran Mando Diao (quien me conoce sabe que tengo especial predilección por el grupo sueco, aunque su último álbum es flojito, y su directo ha empeorado ahora que están bajo el paraguas de una major), y unos tíos llamados Kissogram, de Berlín, de quienes no había oído hablar.

Y el caso es que me sorprendieron. Ese cantante / guitarrista ye-ye melenudo (Jonas Poppe), ese batería anodino (Joe Dilworth, ex Stereolab) y ese tipo tocando los teclados con aspecto de nerd (Sebastian Dassé) me dejaron alucinado, así que tuve que correr a buscar algo de ellos. Y como siempre iTunes no me defraudó. Gracias Apple, por democratizar la música, por permitirnos acceso (barato y rápido) a casi todo el catálogo del mundo, sin tener que recurrir a ese amigo que vive en Australia y que tiene una tienda de discos raros al lado de su casa. Gracias……

La historia del grupo es sencilla: tres tíos se conocen y empiezan a tocar allá por el 1999. Graban unos temas, que suenan a chatarra, y empiezan a cacharrear con la electrónica. Su primer éxito “If I Had Known This Before”, empieza a escucharse en los circuitos tecno alemanes (ya sólo por esta frase me merezco unas vacaciones). Graban su primer álbum, “The Secret Life of Cpt. Ferber” y empieza una carrera (relativamente) corta que, tras dos álbumes olvidables, nos lleva al que nos ocupa, “Rubber and Meat” (producido por Pelle Gunnerfeldt de The Hives). Hasta aquí todo normal. Se reconocen influenciados por grupos como T-Rex o The Stooges, aunque suenan más a unos Kraftwerk a los que, de repente, alguien ha encendido la luz. Electrónica buenrollista, ni más ni menos.

Comienza el álbum con “The Deserter”, una canción que podríamos escuchar hasta la extenuación, y que es santo y seña del grupo, un azote electrónico, un éxito apabullante. “Rubber & Meat” no desmerece, parece que nos hayan cambiado el disco por uno de Scissor Sisters, pero en versión buena. De repente el registro cambia con “Tonight I’ll Go Out Alone”. Y vuelve a pegar un giro con la alucinante “Promiment Man”, que suena a los Blur de los 80. Cuatro canciones, cuatro registros diferentes con algo en común: una producción excelente y un sonido fresco, que suena a antiguo y nuevo. Sorprendente.

De la segunda mitad del disco destacar “Lucy” (he de decir que suena mejor en directo), que es otro latigazo, que podrían haber firmado The Ramones, si en vez de guitarras hubiesen tirado por el Casiotone. Escuchamos ecos de los primeros Daft Punk en “Backseat Of My Mind”… En fin, eclécticos como los que más.

En definitiva, un álbum casi perfecto, para ir presumiendo de modernos por los bares de Malasaña, y un tema de conversación para los asistentes al FIB (donde, faltaría más, no van a estar, no les veo yo tocando a las 12 de la mañana, y los huecos buenos ya están cogidos).

Puntuación: 8.5/10
Lo mejor: Lo sorprendente que suena cada canción según la vas escuchando una y otra vez
Lo peor: El hecho de que decir que te mola Kissogram empezará sonar mainstream en unos meses.

“Rubber And Meat”

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 08/04/2009
Compartir: