Guadalupe Plata – Guadalupe Plata (2015)

Everlasting

Guadalupe Plata - Guadalupe Plata (2015)Tracklist:
1. Tormenta
2. Huele A Rata
3. Calle 24
4. Hoy Como Perro
5. Serpientes Negras
6. Filo De Navaja
7. Mecha Corta
8. Agua Turbia
9. Hueso De Gato Negro
10. El Paso Del Gato
11. Tengo El Diablo En El Cuerpo

Producido por Liam Watson en los estudios Toe Rag

Miembros:
Pedro de Dios (guitarra y voz)
Carlos Jimena (batería)
Paco Luis Martos (bajo y barreño)

Los de Úbeda lo han vuelto a hacer. Y mira que me jode haber tardado tanto en escribirlo, que llevo con el disco tres meses pa’rriba y pa’bajo. Por cierto, que ésta no es una crítica al uso, pero es que escribir metido en un avión de Iberia sin apenas poder separar los brazos del tronco (gracias, sistema automático de selección de asientos) mientras bajo de las frías tierras nórdicas a la calurosa meseta no es plato de buen gusto para nadie. Al menos tengo cuatro horas para pensar qué escribo y poder rectificarlo (a estas alturas he borrado ya varios insultos escritos a uno de mis compañeros de asiento, un tipo enorme al que llamaremos Hans). Si, amigo Hans, eso que suena en mis oídos es un disco de un grupo español. Si, seguro, son de aquí (de allí, que sobrevolamos Dinamarca a esta horas), no de Nueva Orleans, ni de la Carolina del Sur profunda. Son de otro sur profundo, el patrio, y por profundidad que no falte.

Como decía, el trío formado por Pedro de Dios, Carlos Jimena y Paco Luis Martos han sido capaces de sobreponerse al desmesurado éxito de su anterior disco. Como ninguno de sus álbumes tiene nombre, ellos mismos lo llaman “el del perro” así que, qué cojones, que el del perro sea. Pues si, el del perro fue un discazo, y claro, superar aquello es cuando menos complicado. Asi que aquí el trio calavera (una expresión que usaba mucho mi madre) decidieron que su nuevo disco (el del cementerio) tenía que romper sin romper, que permitirles volver a sus lugares comunes (el ideario de esa España negra tan profunda, costumbrista y un poco mágica, pero de magia cutre…), a sus raíces húmedas, y a su vez permitirles volar un poco más alto (como mi amigo Hans y yo, pero en sentido metafórico). Asi que cogieron sus bártulos y se fueron a grabar a Londres, con el mítico Liam Watson (que a sus espaldas tiene haber producido “Elephant” de los White Stripes), y allí dieron forma a este álbum, que encima se permite varias concesiones “artísticas”….

Y es que si bien este disco tiene en mente esos sitios a los que, vuelvas cuando vuelvas, siempre están igual (como mi pueblo), deja ver que hay otras cosas, otros sonidos por salir que, cuando lo hacen, te dejan impactado, como ese cartel impoluto de Michelin en el viejo taller de Paco. Mi compañero Hans ya sabe que, a lo que me refiero, es a giros como “Mecha corta”, un acojonante rock&roll que parece que no pinta nada ahí, pero que si pinta, vaya que si pinta… Si el disco es un 9, ese puto tema es un 12 o un 13, aunque sólo sea por tratarse de un rara avis, aunque solo sea porque el viaje a Memphis (Tennessee) en el que surgió tuvo que ser la ostia.

Por lo demás, el disco tiene todo lo que esperas de él, nada de giros dramáticos, nada de sonidos inesperados, justo lo que andas buscando en su justa medida (y un poquito más) cuando te pones a Guadalupe Plata y suena “Tormenta”: se aproxima tormenta, un tornado me acecha… Asi que ya sabes Hans, ponte el cinturón que estamos llegando.

Puntuación: 9/10
Lo mejor: Tiene lo que tiene que tener, e incluso por encima de la dosis recomendada por las autoridades sanitarias. A estas alturas no buscan sorprender, si bien hay pequeñas joyas en su interior.
Lo peor: ¿De verdad? ¿Sabéis sacaros un rock&roll clásico y sólo hacéis uno?
Te gustarán si te gusta: la música de raíces. Esa sensación de ir al pueblo y llegar a las 4 de la tarde sin que haya ni Dios por la calle. Si el pueblo es castellano/andaluz/extremeño, es un double win.



Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 23/06/2015
Compartir: