Guadalupe Plata – Guadalupe Plata (2013)

Everlasting Records / Popstock!

Tracklist:
Guadalupe Plata - Guadalupe Plata (2013)1.Lamentos
2.Rezando
3.Rata
4.Oh My Bey
5.Demasiado
6.Funeral de John Fahey
7.Esclavo
8.El Blues Es Mi Amigo
9.Voy Caminando
10.Milana
11.Jesus Está Llorando 2
12.No Me Ama
13.Santo Entierro

Grabado en los Figment Studios de Austin (Texas), producido y masterizado por Mike Mariconda (Pleasure Fuckers, Nine Pound Hammer, New Bomb Turks) y Ryan Anderson

Miembros:
Pedro de Dios (guitarra y voz)
Carlos Jimena (batería)
Paco Luis Martos (bajo y barreño)

De vez en cuando cae en nuestros oídos una canción que tiene algo, algo que la hace irrepetible, algo que te traslada de tu sillón/silla/coche/donde-sea-que-la-escuches a otro planeta. Y a veces, sólo a veces, esto pasa con un disco entero, y entonces… ¡Ay, amigo! entonces sabes que estás ante algo muy grande. Y precisamente esa sensación tuve yo hace unos días con el nuevo disco de Guadalupe Plata.

Guadalupe Plata son una banda española de Úbeda (Jáen), aunque bien podrían venir de los pantanos de Louisiana (como los que salen en la estupenda serie de TV “True Blood”, vamos), que llevan por ahí danzando desde 2008. Hasta éste, han entregado dos EPs y dos LPs de gran calidad, y con éste se consagran como una de las bandas del panorama nacional a las que seguir este año. Su sonido entre rockabilly y blues negro como el carbón te atrapa como una tela de araña sin dejarte siquiera respirar. Recuerdan en alguno de sus temas al sonido de Los Coronas (sin viento) o de Arizona Baby. Son como un balazo directo en la sien… Pero de los buenos.

El disco que nos ocupa (recomendable hacerse con la edición física, con arte de Pedro de Dios en el CD y de Beatriz Sánchez en el vinilo), al que llamaremos “2013”, porque estos chicos tienen la manía de llamar a todos sus trabajos con el nombre de la banda, arranca con el tema instrumental “Lamentos”, el cual nos traslada al mencionado entorno pantonoso sin vida (más allá de algún que otro caimán hambriento), para luego dar paso a “Rezando”, un blues con todas las letras y toda la fuerza, y que nos lleva a los infiernos, de los que no saldremos hasta escuchado el último corte (o un rato más si me apuras). Cada corte nos lleva al cada vez más profundo sonido, con una perfecta armonía de temas lentos (ese “Jesús está llorando 2” que te cala hasta los huesos, y que ya apareció con una producción distinta en su EP de 2008) y otros más cañeros (entre los que destacan “Oh my Bey”, “Esclavo”, y, mi favorito, “Milana”, todo un homenaje a Azarías, el personaje de “Los Santos Inocentes” que magistralmente interpretó Paco Rabal), interpretados con auténtica maestría y dominio del barreño, que da ese sonido tan característico e hipnotizador.

En fin, os recomiendo que le deis un par de escuchas al disco completo y os dejéis llevar por una banda que demuestra que el panorama nacional tiene aún mucho que decir en sonidos que tal vez nos sean algo ajenos. Espero que no sean la excepción.

Puntuación: 8.5/10
Lo mejor: La madurez de un sonido que bebe del blues más arraigado del sur de Estados Unidos y el cante jondo más propio del sur de la piel de toro.
Lo peor: Se hace corto, extremadamente corto. Recomendable activar la reproducción en bucle.
Te gustarán si te gustan: Los Coronas, Arizona Baby, Pony Bravo, el sonido folk americana

“Esclavo”

Podéis escuchar el disco en streaming en su bandcamp


Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 14/02/2013
Compartir: