Películas y Música 1ª Parte: Las Bandas Sonoras

Trent Reznor & David LynchMuy pocas bandas sonoras son capaces de capturar y encajar a la perfección con el contenido y la atmósfera con el que la obra fué concebida por su autor/res. En este artículo hemos querido repasar algunas BSOs que nos han llamado la atención a lo largo de estos últimos años para acabar haciendo un top 10, de las que a nuestro parecer son las mejores y han conseguido hacerse más famosas si cabe que la propias películas, siempre hablando de música alternativa o independiente, y sin tener en cuenta las bandas sonoras originales, porque eso es otra historia.

Seguro que en este repaso nos dejaremos algún disco o grupo en el tintero, pero al menos con los temas que os recomendamos podreis haceros un recopilatorio bastante bueno.

Lo más común es que las bandas sonoras sean lo que llaman los guiris “Music From and Inspired By the Motion Picture“, es decir, música inspirada en la película, pero que en la mayoría de los casos ni aparece en la película, otras sólo aparece en los créditos o en la escena central.

La discográfica, normalmente del mismo grupo empresarial que produce la película, se aprovecha del tirón de la misma para vender unos cuantos discos a cambio de ofrecer un producto bastante heterogeneo en general y en muchas ocasiones para promoción de sus propios grupos, con lo que el resultado final suele ser un disco mediocre, aunque hay excepciones.

“End of Days” (1999, Universal) es un claro ejemplo. Grupos como Limp Bizkit, Korn o Creed, nos dejaron sus mejores, y en algunos casos inéditas canciones, para que luego ni un solo acorde de estas acompañe a Arnold Schwarzenegger en su lucha contra el maligno.

Algunas discográficas, han utilizado el recurso de la banda sonora para promocionar a sus propios grupos. Wind-Up por ejemplo en “Scream 3” (2000, Wind-Up), con la producción a cargo de Creed, incluyeron 2 temas propios, “Daredevil” (2003, Wind-Up), el lanzamiento mundial de Evanescence con “Bring Me to Life” o “The Punisher” (2004, Wind-Up), con un famoso dueto, que terminó en rollo de primavera, entre Amy Lee y Shaun Morgan, líder y cantante de Seether, para el tema central de la película y una colaboración estelar, esta vez de verdad, de Damageplan con Jerry Cantrell, dejandonos “Ashes to Ashes”.

Sony hizo lo mismo en “Cable Guy” (1996, Sony/CBS), donde encontramos la primera evidencia de que Jerry Cantrell sin sus Alice in Chains también podría hacerlo bien, con un tema más que notable y con un sabor exquisito, “Leave me Alone” y Filter, nos dejó uno de sus mejores cortes “Hey Man, Nice Shot”, que también apareció en la banda sonora de “Demon Knight”.

Otro recurso para llamar la atención, es apostar por la colaboraciones estelares:

“The Faculty” (1998, Sony), presenta el último legado de Layne Staley, que junto a Tom Morello y unos cuantos amigos más hicieron una versión del mítico tema de Pink Floyd, “The Wall”. Layne, muy cansado, ni siquiera estuvo en las sesiones de grabación y el productor le tuvo que enviar a casa el tema para que cantase encima. Aparte de esa colaboración, cabe destacar el descubrimiento para mí de una gran banda, Neve un grupo que se separó después de su único disco homónimo, totalmente recomendable.

En “Godzilla” (Sony, 1998), hay otra colaboración, esta vez entre Puff Daddy y Jimmy Page, bastante lamentable por cierto, para una banda sonora en la que solo se salvan los temas inéditos de Silverchair y Rage Against the Machine, y “Heroes” de The Wallflowers.

Pregunta de Trivial: Hay un grupo, que sin llegar a ser conocido mundialmente, han ido colando canciones en las siguientes bandas sonoras: “Tekken: The Motion Picture”, “Duke Nukem: Time to Kill”, “The Crow: Salvation”, “Clerks”, “Mortal Kombat”, “Masterminds”, “Spawn”, “Not Another Teen Movie”, “Bad Boys”, “Jonny Mnemonic”, “The Covenant”, “Leyenda Urbana”, “The Faculty”, “Cable Guy” y en la serie “Smallville”.

¿De quien se trata? La respuesta en los comentarios de abajo.

En España somos menos dados a hacer bandas sonoras, pero tenemos dos claros ejemplos de que si se hacen bien las cosas, pueden funcionar.

“El Día de la Bestia” (1995, DRO East) fué un autentico éxito, tanto en el cine como la banda sonora, que incluía grupos españoles como Def Con Dos, Siniestro Total, Extremoduro, Pleasure Fuckers, así como bandas de la talla de Pantera o Ministry. Fué una apuesta de su director, Alex de la Iglesia, que ya en su anterior película de culto, “Acción Mutante” incluyó a Def Con Dos en el tema central de la misma. Las pintas de heavy metal de Santiago Segura y la pequeña tienda de música que regentaba (que los que vivimos en Madrid conocíamos perfectamente) pudieron ayudar a este éxito.

“Historias de Kronen” (1995, Recopilatorio) también fué un gran éxito de ventas, amparandose en el tema “Chup, Chup” de los indies asturianos Australian Blonde, cuando paradójicamente el grupo que salía en el trailer, en los créditos y en la película era M.C.D., totalmente obviado por los medios. Otros grupos de la época como Tribu X, Santa Fé, El Inquilino Comunista o unos jóvenes Hamlet, también aparecían en una más que notable BSO.

Como curiosidad, Rosendo Mercado cumplió uno de sus sueños en 1997: componer una banda sonora. Fué para la película “Dame Algo”, del realizador Hector Carré. Rosendo creó para la película 11 temas instrumentales inéditos y dos canciones, “Siempre hay una historia” y “Qué Desilusión” de su época de Leño.

Ultimamente los videojuegos, también están siendo acompañados de bandas sonoras en sus lanzamientos. “Halo 2” y “GTA San Andrea’s” son el más claro exponente de este fenómeno. Sin olvidar el trabajo de Fear Factory en “Messiah”. “Halo 2” (2004, Sumthing Else) el juego desarrollado por Bungie Studios, secuela del exitoso “Halo: Combat Evolved”, cuenta en su banda sonora con un tema inédito de Breaking Benjamin, “Blow me Away”, pero sobretodo con el tema “The Oddysey” de Incubus, una canción de 27 minutos de duración, presentada en 4 cortes (o movimientos) y que tiene como base algunos temas del “Dark Side of the Moon” de Pink Floyd.

Después de este repaso, vamos con el top 10 de BSOs según nuestro criterio:

10. The Matrix (1999, Maverick / Warner)

Una gran banda sonora para una gran película.

En este caso, mientras Keanu Reeves se va dando cuenta de que él es el elegido, podemos escuchar una buena selección de temas electrónicos que te sumergen en el mundo paralelo de Matrix, como la versión remezclada de “Dragula” de Rob Zombie, “Mindfields” de The Prodigy o “Spybreak!” de Propellerheads.

Asímismo en los créditos finales los hermanos Wachowski incluyeron una alegoría, “Wake Up” de Rage Against the Machine y “Rock is dead” de Marilyn Manson.

El éxito de la película que se convirtió en trilogía, intentó ser copiado por las mismas bandas sonoras, en las que se incluyeron también el encore, pero que no llegaron a tener la notoriedad de esta.

9. Lost Highway (1997, Interscope)

Buscando plasmar pesadillas góticas, David Lynch encargó la producción de esta banda sonora a Trent Reznor, que junto al colaborador habitual de Lynch, Angelo Badalamenti, autor también de la genial banda sonora de “Twin Peaks”, le dieron un ambiente grandilocuente a la música de la película. Danny Lohner, también colaboró desde la sombra con Reznor, y aprovecharon para incluir su tema “The Perfect Drug” además de temas nuevos de Smashing Pumpkins (“Eye”), su pupilo Marilyn Manson (“Apple of Sodom“, dedicada a la cantante Fiona Apple) o Lou Reed, versionando un clásico de Doc Pomus “This Magic Moment”. Una BSO imprescindible.

8. Trainspotting (1996, Capitol)

La película, que está basada en la novela del escritor escocés Irvine Welsh del mismo nombre, narra las aventuras de un grupo de jóvenes amigos casi delincuentes y enganchados a todo tipo de drogas, plasmando algo que la juventud británica de los 90 estaba viviendo, incluyendo la música que estaban escuchando entonces, una mezcla de brit-pop, brit-rock y techno, con canciones de artistas de la talla de Primal Scream, Iggy Pop, Blur, Elastica o Brian Eno, así como la primera incursión en solitario de Damon Albarn. Tuvo tanto éxito que un año más tarde, sacaron una secuela, “Trainspotting: Music From The Motion Picture, Vol. #2” con algunas canciones que aunque no aparecen en la película sirvieron de inspiración tanto a Irvine Welsh cuando escribió la novela, como a Danny Boyle cuando la dirigió.

7. Spawn (1997, Sony)

Todavía recuerdo el día que Carlos Pina radió por primera vez este disco en su programa de radio. Yo estaba demasiado metido en el grunge y apenas hacía caso a otros sonidos, y mucho menos al sonido electrónico, hasta que escuché el tema “One Man Army”. Me impactó de tal manera que al día siguiente corrí a buscar el disco a Madrid Rock. Por supuesto que no lo tenían. Hace tan solo 10 años, pero entonces no era fácil encontrar cierta música y mucho menos descargarla como ahora por internet, así que me aferré a que Don Carlos Pina pusiera el disco cada día, cosa que así fué, hasta que por fín, pude comprar el disco de importación.

Con un artwork exclusivo diseñado por el mismísimo Todd Mc Farlane, creador del cómic en el que se basó la película, esta banda sonora es el mejor ejemplo de cómo una banda sonora puede hacer que olvides lo mala que es la película y cuando te hablan de “Spawn” no pienses en la película sino en la música. Es el súmum de la fusión de rock y eléctrónica y de las colaboraciones estelares: Prodigy/Tom Morello, Filter/The Cristal Method, Silverchair/Vitro, Metallica/Dj Spooky, Korn/Dust brothers, … No hay un solo tema de relleno. Además este disco hizo que mi amplitud de miras musicales se abriese a un mundo maravilloso. Por cierto, el corte de Filter/The Cristal Method “Can’t you trip like I do” sirvió como banda sonora del trailer de Matrix en los cines.

6. Asesinos Natos (1994, Interscope)

Intercalar a Leonard Cohen con Patty Smith, Patsy Cline, Bob Dylan y los mismisimos NIN o Lard solo lo puede hacer una persona: Trent Reznor. Éste recibió esta vez de Oliver Stone el encargo de plasmar ese sentimiento de brutales asesinatos que él quiso transmitir en la película, para darle más credibilidad y lo hizo intercalando dialógos de los personajes principales junto efectos sonoros y las canciones, haciendo un poco más chirriantes y siniestros si cabe a los personajes.

Juliette Lewis comentó que esta banda sonora le impactó de tal forma que quiso hacerse cantante, algo que al final ha conseguido. Cantó en tres temas del último disco de The Prodigy (“Always Outnumbered, Never Outgunned”) y con su propia banda, Juliette & The Licks, ayudada por Linda Perry ha sacado su segundo disco “Four on the Floor” a finales de 2006. A destacar la versión del tema de NIN “Something I Can Never Have”.

5. Queen of the Damned (2002, Warner)

Jonathan Davis hizo suya una BSO de la que es artífice de 5 de los 14 temas, demostrando que su faceza compositiva, es tan buena como su faceta de frontman. Jonathan contó con la colaboración de Richard Gibbs, que ayudó a hacer más atmosféricos y dramáticos los temas, y para cantar “sus” canciones reunió a Wayne Static (Static-X), David Draiman (Disturbed), Chester Bennington (Linkin Park), Marilyn Manson, Jay Gordon (Orgy), que añadieron su toque a las canciones.

Lo curioso de estas canciones es que mientras sonaban en la película tenían la voz de Davis, pero por problemas con los permisos entre discográficas, en la banda sonora no pudieron aparecer. Durante un tiempo se rumoreó con la salida de una versión especial de la banda sonora, con los temas cantados por el Sr. Davis, cosa que nunca pasó. Complementaron la banda sonora con hits de bandas de moda: Deftones, Papa Roach, Godhead, Earshot, Imprescindible para fans de Korn.

4. Underworld (2003, Lakeshore)

“Music Inspired by the film”, es decir, música inspirada en la película, y compuesta específicamente para la misma, “Underworld” es otro gran ejemplo de una gran banda sonora concebida para una mala película. Con una producción de lujo a a cargo de Danny Lohner (NIN), que se rodeó de sus amigos, Maynard James Keenan (Tool / A Perfect Circle) y Wes Borland (Limp Bizkit) para recoger el testigo de su maestro Trent Reznor con el que trabajó en “Lost Highway” y “Asesinos natos”. Danny fué capaz de captar el concepto de la película, y como si fuera un album conceptual, el disco se mueve bajo parámetros como la rabia, el sexo, la melancolía y el miedo engranando un resultado perfecto.

Cabe destacar la colaboración de Maynard, con 2 temas de A Perfect Circle, un primer tema de Puscifer y otro cantado “conjuntamente” con David Bowie y John Frusciante.

Para los amantes de lo “oscuro”, pero sobre todo para amantes de Tool.

3. Judgment Night (1993, Sony)

Aquí nos encontramos con un producto que se adelantó a su tiempo, consiguiendo una lisergia perfecta entre el hard rock y el rap, premonición de lo que pocos años después acabaría siendo el nu-metal o aggro-metal.

En el disco, se pueden encontrar grandes temas como el mítico “I Love You Mary Jane” de Sonic Youth junto a Cypress Hill, “Me, Myself and My Microphone” de Living Colour con Run-D.M.C. o “Just Another Victim” de Helmet con House of Pain, junto a los singles que dieron la vuelta al mundo: “Another body murdered” (Faith No More & Boo-Yaa T.R.I.B.E.) y “Judgment Night” (Biohazard & Onix)

Quizás el peor tema del disco, fue la colaboración entre Pearl Jam y Cypress Hill (“Real Thing”) que cerraba el disco y yo siempre eché de menos en esta banda sonora un tema: “I’m the Man” de Anthrax.

2. Singles/Solteros (1992, Epic)

La película transcurre en Seattle, justo en el momento en el que esa fría y lluviosa ciudad del noroeste americano era la cuna del grunge y como no podía ser menos, uno de los actores (Matt Dillon) hace de cantante de una banda (Citizen Dick) cuyos miembros eran los mismisimos Pearl Jam, aunque en la película interpretaban temas de Mudhoney. Chris Cornell, Kin Thayil y Matt Cameron de Soundgarden, hacen cameos y Alice in Chains salen tocando “It Ain’t Like That” en un club.

Todo esto se refleja en una banda sonora genial, en la que además de los 2 temas ineditos de Pearl Jam “Breath” y “State of “Love and Trust”, el duo “Chloe Dancer/Crown of Thorns” de Mother Love Bone , “Seasons” el primer tema en solitario de Chris Cornell, “Nearly Lost You” de Screaming Trees y “Would?” de Alice in Chains, suenan temas de Pixies, R.E.M, The Cult, o una versión demo de “Spoonman” de Soundgarden .

Por cierto, como curiosidad Nirvana es la unica banda del momento grunge que no aparece ni en la banda sonora original ni durante la película, ¿porque? Al parecer a Cameron Crowe no le gustaban mucho… prefirió incluir a Smashing Pumpkins, que son de Chicago, y que desde entonces fueron identificados como otro grupo más de Seattle. Una banda sonora imprescindible para los amantes del grunge.

1. The Crow (1995, Castle)

La película que siempre será injustamente recordada por ser en la que murió durante el rodaje Brandon Lee, hijo de Bruce Lee, y que tuvo que terminar de ser rodada por ordenador, aparte de ser un peliculón, tiene según nuestra opinión la mejor de las bandas sonoras.

Mezcla de rock gótico con tintes de metal oscuro y rock alternativo, en esta banda sonora que abre la oscura “Burn” de The Cure, nos encontramos con joyas como la versión de NIN del tema de Joy Division “Dead Souls”, “The Badge” de Poison Idea, versionada por Pantera, “Ghost Rider” (que trata del comic de Marvel) versión de los setenteros Suicide, interpretada por Henry Rollins, “Darkness” de Rage Against the Machine, “Big Empty” de Stone Temple Pilots, así como otros temas de Helmet, The Jesus And Mary Chain o For Love Not Lisa, cerrando el disco con la voz tortuosa de la canadiense Jane Siberry en “It Can’t Rain All the Time”. Ahí es nada.

Autor:
Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 22/04/2007
Compartir: